OPINIÓN PÚBLICA/ Tras el botín del SNTE

0
1744

Por: Felipe Martínez Chávez
Cd. Victoria, Tamaulipas.- Está en juego no solo la dirigencia seccional sino todo un botín económico de millones de pesos, y uno moral que representa el poder político.
La sección 30 del SNTE está en disputa y se antoja que habrá muchos heridos entre los dos bandos principales que luchan por el control. Uno comandado por el apestado Rafael Méndezo Salas, y el otro por los ex secretarios generales que en su tiempo impuso la “jefa” Elba Esther Gordillo.
La convocatoria fue publicada este lunes fijando que el Congreso Extraordinario se realizará el 29 y 30 de septiembre.
Méndez culminará como el más odiado dirigente. Déspota y prepotente, jamás se bajó a las bases para entender y atender sus problemas. Se encerró a piedra y lodo en el tétrico edificio sindical, protegido por sus guaruras karatecas.
Los ex lo acusan de traidor, comenzando con Arnulfo Rodríguez Treviño, quien le pavimentó el camino para que llegara a la secretaría general y más tarde le negó una diputación plurinominal.
Arnulfo no lo traga y, junto a él, están Martín “El Negro” Ramos Salinas, quien llegará a una diputación local por minoría; Noé “El Músico” Rodríguez García y Enrique Meléndez Pérez, que sigue activos en la grilla sindical.
Seguro que habrá heridos. El poder que se disputan es mucho.
Los datos de la organización dicen que mantienen como borregos a 35 mil 940 mujeres sindicalizadas y a 24 mil 214 varones, para hacer un total de 60 mil 154 que cobran en la nómina educativa.
Aunque un número indeterminado de ellos no está de acuerdo con las políticas de ese gremio, y han formado otras organizaciones, no han conseguido que la autoridad no les descuente cuotas.
Según datos que publicó la sección 30, a diciembre del 2014 tenía hasta 15 propiedades en terrenos y edificios por un valor incalculable.
Entre los principales inmuebles se menciona el edificio sindical, el SARTET, la Casa del Maestro, una palapa veraniega en el fraccionamiento Los Olivos; la central de abastos (cerrada y abandonada), y casas del magisterio en municipios como Río Bravo, Nuevo Laredo y Jaumave.
Sigue siendo del gremio el viejo edificio sindical de 15 y 16 Morelos, ahora en manos de los jubilados.
Cuando se habla del sindicato, los ojos siempre están puestos en el llamado Sistema de Ahorro para del Retiro, mejor conocido como SARTET.
Algunos lo mencionan como una institución agiotista donde los intereses son tan altos como los de la banca privada, y donde tampoco hay supervisión del manejo de los fondos.
La inmensa mayoría de los profesores señalan que se trata de la “caja chica” se la sección 30. El líder maneja a su antojo los recursos.
Un dato también de hace casi dos años dice que el manejo económico del sistema de ahorro era de cinco mil 891 millones de pesos, una cifra que es para desvelar a cualquiera y más cuando se trata de tomar el manejo de dineros que no le han costado.
De esa misma fecha, el monto de préstamos a largo plazo se calculaba en cuatro mil 636 millones.
Igual, esa institución tenía edificios y terrenos por un valor de los 8.2 millones.
La crítica es que el líder maneja estos dineros a su libre albedrío. No le rinde cuentas específicas a nadie. Presenta un informe que jamás es supervisado y menos rechazado por los congresos magisteriales.
El 29 del presente, en la jornada sindical, el todavía secretario general, Rafael Méndez Salas, deberá rendir un documento de labores que tampoco será desmenuzado por los congresistas.
Nunca un líder seccional ha sido enjuiciado. Nunca se le han regresado las cuentas y estados financieroos, ni de la 30 ni del Sartet ¿acaso puede suceder ahora?. No señor, eso no cabe.
Méndez entregará una organización diezmada y venida a menos. Por la tozudez de postular a familiares políticos, perdió las alcaldías que su socio PRI le había entregado en bandeja de plata.
Cobijado en el gobierno del estado, tratará de imponer a cualquiera de sus dos incondicionales que hace tres años “dedeó” para las diputaciones, Rogelio Ortiz Mar y Ericka Crespo Castillo.
Un pastor del magisterio tiene tanto poder que, además del sindicato, maneja dineros y almas del Partido Nueva Alianza, el PANAL. Quita y pone líderes, enlista planillas de síndicos y regidores.
Esto sin contar la poderosa firma para conceder plazas, aumentar o quitar horas en el sistema educativo; aprobar y proponer funcionarios en la secretaría; autorizar “comisionados” y otros actos que autorizan de facto las “conquistas sindicales”.
Es mucho lo que está en juego.
En una breve evaluación del sombrío panorama hacia la organizacón sindical, lo más posible es que Rafita Méndez perderá todo y se irá con la cola entre las patas con un riesgo: Que ahora sí, sus enemigos le vayan a auditar el manejo de los fondos.
Por ahora no se ve la mano operadora degente del gobierno del estado. No lo necesitan. Aquel que gane la jerarquía irá a caer de rodillas ante la esquina del poder del 15 y 16 Hidalgo y Juárez. No hay de otra.
En otros asuntos, el Rector de la UAT, Enrique Etienne Pérez del Río y la titular del INDESOl, María Angélica Luna Parra, firmaron el primer convenio marco de coalboración para trabajar con las organizaciones de la sociedad civil que tienen su sede en Tamaulipas.
El dato nos dice que en la entidad hay 410 OSC (115 se integraron en los últimos tres años). De ellas 226 (55 por ciento) tienen su registro actualizado y 184 son inactivas.
A nivel México son un total de 33 mil 807 organizaciones, de las cuales 20 mil 944 son activas y el resto sin actualización de datos en INDESOL.
Hay algo en que seguramente trabajarán la UAT y el instituto. Por entidades Tamaulipas ocupa el último lugar en organizaciones no gubernamentales. Son 1.25 por cada diez mil habitantes; le sigue Nuevo León con 1.51.

 

Cuarto Poder de Tamaulipas/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.