OPINIÓN PÚBLICA/ Sueldo de los diputados

0
1530

 

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Tiene razón Don Carlos García González, el nuevo jefe del Congreso del Estado: En Tamaulipas los ingresos de los diputados andan bajos en comparación con otras entidades.
Si en esta tierra cada legislador se lleva a la bolsa un promedio de 83 mil del águila cada 30 días, los señores de Guanajuato disponen de 177 mil y los de Campeche 54 mil.
¿Aumentarse el ingreso? ¿quién lo dispone? Basta que ellos elaboren el punto de acuerdo y lo aprueben en sesión plenaria, si es que ya tienen el visto bueno del mero jefe de la calle 15.
Un dato nos dice que hay un total de mil 125 diputados locales que ganan entre 54 mil y hasta 200 mil. No hay un tabulador universal que regule. Es algo arbitrario en que la opinión principal es la del gobernador en turno de cada entidad.
Si hacemos un comparativo entre los señores de Nuevo León y los de Tamaholipas, vemos que el ingreso anda en lo mismo: 83 mil. Los de Quintana Roo cobran 54 mil y los de Puebla 61 mil.
La afirmación es que los nuestros andan en el punto intermedio, ni muy muy ni tan tan. En la mitad de las entidades federativas cobran más, y la otra mitad gana menos que los cuerudos.
Los que menos ingresos oficiales perciben son los de Tlaxcala con 34 mil, seguidos por los de Hidalgo con 48 ; Tabasco 50 y Sinaloa 52 mil.
Aquí entre nos, la pregunta ¿es necesario aumentar los ingresos a los nuestros? La respuesta es que no. No por ganar más serán más eficientes, puntuales, más productivos o serán autores de iniciativas más interesantes.
Además de las entidades antes mencionadas, el cheque de los de Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Aguascalientes, Puebla, Quintana Roo, Yucatán y Campeche, es menor que el de los tamaulipecos.
Los que andan arriba son Colima (200 mil), Guanajuato, Estado de México, Sonora, Jalisco, Zacatecas y Nayarit, entre otros.
La decisión la tendrá que tomar el jefe político. Si es positiva la enviará en el proyecto de Presupuesto de Egresos 2017 y los señores y señoras podrían estar cobrando más a partir del uno de enero. Si lo autoriza.
Sin embargo hay opiniones que, en todo México, se les debe pagar por asistencia y productividad. Esto tiene que ver con la presencia física en las reuniones plenarias y de comisiones, el número de iniciativas que presenten y sus intervenciones en tribuna.
Mejor dejamos el asunto porque, si es así, varios de nuestros parlamentarios (ellas y ellos) podrían morir de hambre.
El Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca se reunió con familiares de “desaparecidos”. Es la primera vez que lo hace personalmente un titular del ejecutivo.
Los asistentes la consideraron una reunión fructífera, con disposición a escucharlos y sostener encuentros cada tres meses.
Atrás quedó la cerrazón de los dos últimos gobiernos para enfrentar con decisión el problema. No tuvieron la voluntad de por lo menos generar una leve esperanza de hallarlos vivos o muertos.
La gente reclama al Estado ya no tan solo avanzar en las investigaciones, sino decirles si están entre los cientos de cadáveres encontrados en fosas clandestinas. Quieren saber la verdad, o verdades. Quieren por lo menos sepultarlos.
El grupo mayoritario es liderado por Guillermo Gutiérrez Riestra, un viejo luchador social que de la noche a la mañana perdió a una hija. Es el Colectivo de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas que tiene varios años en pie de lucha.
De acuerdo con el diputado Carlos Morris Torre, con datos del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, en Tamaulipas hay más de cinco mil personas de las que nada se sabe.
Muchos cadáveres, cientos, fueron enviados a la fosa común sin hacer pruebas de ADN, el método más moderno y efectivo para la identificación de una persona.
El nuevo gobierno se dispone a crear un banco de datos para cuando menos ubicar restos.
Vinieron familias de Tamuín y Valles, San Luis Potosí, que nunca habían sido escuchadas por la autoridad local y menos por un Gobernador. Perdieron a sus descendientes en un tramo de El Mante. Se fueron satisfechas. Consideran que es un buen principio y culminará en algo positivo.
Solo desentonó una voz de San Fernando, la de una ex diputada que anda de pesca en río revuelto.
“Mi cabeza tiene precio por lo que ando haciendo”, dijo ante la incredulidad de los aproximadamente 50 personas y hasta del propio ejecutivo. Saben muy bien que no es así, que solo se trata de “lucirse” o quedar bien.
El Gobernador les dijo que hará gestiones para conseguir fondos federales, que los hay, de apoyo a los familiares de víctimas de la violencia o desaparecidos.
La próxima reunión fue agendada dentro de tres meses. Para entonces habrá avances en lo que se propone el gobierno del cambio, como es una Comisión de Desaparecidos que se encargue de tratar de encontrarlos, vivos o muertos.
El nuevo gerente de COMAPA Victoria, Gustavo Rivera Rodríguez, comenzó con fuerza su actividad. Esta semana se entrevistó con funcionarios de CONAGUA. El proyecto que trae es la construcción de una nueva planta tratadora de aguas residuales para la capital.
Hoy encaminada, al realizarse, esta obra vendrá a resolver los problemas de drenaje de la ciudad.
Allá en Tula, Don Francisco Chavira Martínez comenzó con el pie derecho el campus de su Universidad del Norte de Tamaulipas. Designó como director al ingeniero Cuauhtémoc Posadas Nava y, en este primer semestre, ya tiene un promedio de 60 alumnos en preparatoria y licenciatura.
Tiene autorizadas las siguientes carreras: Contador público, ciencias políticas y administrativas, ciencias de la educación, tecnologías de la información y comunicación, administración y mercadotécnica y maestría en ciencias de la educación.

Cuarto Poder de Tamaulipas/