OPINIÓN PÚBLICA/ Se queda la tenencia

0
1243

 

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Es un tema ya muy trillado. Cada fin de año –último lustro- surgen los comentarios de si desaparece o no el cobro de la tenencia vehicular. Esta vez no es la excepción.
El ingrediente adicional es una administración de origen panista. Los tricolores decidieron no eliminarla, aunque otorgaron algunos subsidios mínimos ¿qué hará el PAN?.
A como marchan las cosas el impuesto se quedará por varios años más, si bien cabría una rebaja para las unidades de menor valor hasta eliminarla definitivamente.
Lo confirmó el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca en un comunicado oficial: “Vemos que al estado nos lo dejan con una situación financiera muy difícil. Sin embargo estamos viendo la posibilidad, si no es el año que entra, ir gradualmente reduciendo la tenencia”.
En otras palabras, el impuesto se queda para el 2017 (por lo pronto).
Para la inmensa mayoría de los causante había la esperanza de que este “dolor de cabeza” pasaría a mejor vida a partir del siguiente ejercicio. Las expectativas se estuvieron creando a partir de declaraciones de varios funcionarios del gobierno, entre ellos el Subsecretario de Hacienda Arturo Soto Alemán, quien anunció que el gravamen se tendría que ir.
También las creó el ex diputado y ahora dirigente estatal azul, Francisco Elizondo Salazar, cuando afirmó: “De que la tenencia va a desaparecer, va a desaparecer”.
Otros funcionarios fueron más cautos, como el coordinador del Congreso, Carlos García González: “Es un tema de revisar si se pudiera eliminar; hay voluntad para revisar el tema”.
Según los cálculos del gobierno egidista que se fue, la generación de ingresos anda por los 400 millones de pesos anuales, de los cuales el 37 por ciento se estuvieron entregando a los municipios.
En el 2016 el gobierno de Torre Cantú estuvo engañando a los tamaulipecos. Argumentaron que las unidades con valor de factura inferior a 250 mil pesos no pagaban.
Lo que no dijeron es que esa quita no tiene validez cuando los propietarios están dados de alta en el SAT. En palabras más concretas: Le cobraron al 90 por ciento del parque vehicular estatal y de paso negaron la entrega de facturas para descontar impuestos con Lolita.
Se “abrocharon” a todos los causantes tamaulipecos sin decirles “agua va”.
Antes, en el 2015 sí hubo respeto por el valor de factura de los 250 mil pesos.
Está confirmado que lo que huele a impuestos es impopular. No obstante, este gravamen (ahora local) ya se ha quedado cuatro años entre los tamaulipecos. Buscando popularidad, el panista Felipe Calderón se lo aventó a los gobiernos estatales. De todas maneras su partido perdió la Presidencia de la República.
Para dejar especulaciones y versiones de funcionarios menores, en las próximas semanas conoceremos el proyecto de ingresos que mandará el ejecutivo García Cabeza de Vaca al Congreso.
Claro que son ingresos que necesita el erario, y más las alcaldías que tienen que pagar el bacheo de las calles. No pagan pavimentaciones pero sí el mantenimiento.
Solo como referencia, hay que decir que en este 2016 son 19 entidades vecinas de esta tierra donde no se paga la tenencia, entre ellas Veracruz, San Luis Potosí y Nuevo León (donde está despareciendo gradualmente).
De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automóviles (AMDA), eliminar el pago traería una reactivación económica. Las empresas y también personas físicas, dejarían de comprar en las entidades vecinas donde no hay gravamen.
Aparte de esos 19 estados, hay otros donde se cobra en subsidios parciales: Tabasco, CDMEX, Baja California, Coahuila, Hidalgo, Aguascalientes, Estado de México, Tlaxcala, Guerrero, Oaxaca y Tamaulipas.
Con “descuentos” están clasificados Nayarit y Nuevo León.
Por lo pronto las organizaciones de vendedores de autos mexicanos han registrado que un buen eliminarán el impuesto en el ejercicio 2017.
En el 2012 fueron siete las entidades que dejaron de cobrar; en 2014 aumentó a 10; 2015 incrementó a 13 y en el presente a 19.
De aquellos integrantes del pacto federal que dejaron de cobrar, ninguno ha vuelto a las andadas. Eso hay que registrarlo sin que se descarte que un día llegue un Gobernador con ese criterio.
Mientras se acercan los días de enviar la iniciativa de ingresos, también se fortalece la idea de que volverá el impuesto del dos por ciento por el uso de hoteles.
En otros tiempos se integró un patronato de prestadores de servicios que decidiría la administración y aplicación de ese recurso. Lo malo es que la Secretaría de Turismo se quedaba con él.
Empresarios de la zonas sur de la entidad han solicitado que regrese dicho gravamen. Seguramente irá en la iniciativa del ejecutivo con una explicación de quien se encargará de la administración.
En otros asuntos, apareció ya el primer escándalo de cobros y aviadores que mantuvo la anterior administración. Lo destapó el nuevo jefe del ITACE, Fernando Campos Martínez.
Dijo que son 44 plazas con supersalarios, a cuyos beneficiarios se les otorgó base antes de finalizar el sexenio de Egidio Torre Cantú.
Es un “destape” similar al que encontró el doctor Carlos Castro Medina cuando fue nombrado director del Colegio de Bachilleres. Hasta presentó denuncia ante la Procuraduría de Justicia, pero el caso fue sepultado.
Lo que nunca se dijo es que ahí es donde cobraban los operadores del partido en el poder , el PRI.
Sería conveniente que Campos Martínez haga lo propio ante la dependencia persecutoria del delito, con un agregado: Que esté pendiente hasta el final que se aplique la Ley.
El que tiene bastante chamba es el abogado laboral Javier Hernández. Le han caído cientos de casos de presuntos despidos injustificados en los ayuntamientos y dependencias del gobierno estatal.
Tiene fama de no haber perdido ningún asunto. No cobra ni pide cuotas por anticipado hasta que gana los pleitos.

Cuarto Poder de Tamaulipas/