OPINIÓN PÚBLICA/ Pueblo mágico en tinieblas

0
1427

 

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Este sábado esperan en Tula al Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca. El programa tentativo dice que asistirá a la celebración del quinto aniversario del Pueblo Mágico.
La gente lo espera entusiasmada. Quieren que los ayude.
El pueblo se encuentra a oscuras; Doña CFE cortó la luz por falta de pago.
La comunidad en general sigue dolida, llora todavía la muerte del joven Cristian Reyna Ortiz, de 23 años, a manos de elementos de Fuerza Tamaulipas. Le metieron medio centenar de balas a la camioneta en que viajaba con otros muchachos. Quieren justicia.
Ahora mismo están desaparecidos cinco jóvenes. Habrían sido víctimas de la violencia del crimen organizado que comenzó a sentirse en esa región.
Además, quieren los ciudadanos que el Gobernador meta al bote al ex alcalde Juan Andrés Díaz Cruz. El y sus principales colaboradores, como Felipe Banda, el síndico Remigio Rodríguez Sánchez y Carmelo Díaz Cruz, saquearon el presupuesto, cometieron infinidad de pillerías.
Las oficinas del DIF, la alcaldía y otras dependencias permanecen a oscuras. Los festejos del Pueblo Mágico comenzaron en tinieblas. El actual presidente, Antonio de Leija Villarreal, alias Toño Láminas, instaló una plantita de gasolina para recibir al equipo de la secretaría de Turismo que encabeza María Isabel Gómez Castro. Se valieron además de los faroles de algunas patrullas.
Invitaron a diestra y siniestra a los eventos conmemorativos, pero hasta el orgullo tulteco de la remodelación, el llamado Arroyo Loco, está sin alumbrado. Todo eso se lo quieren decir al Gobernador.
Sucede cuando precisamente Tula está a punto de perder esa calidad de comunidad turística privilegiada, por no reunir los requisitos mínimos.
Durante los eventos de este jueves, el alcalde Láminas anunció que comprará quinqués y veladoras, pero no está dispuesto a pagar alrededor de un millón de pesos que quedó a deber Juan Andrés a la Comisión de Electricidad.
En los primeros 20 días de administración, la presidencia dio un “abono chiquito” a la paraestatal, pero no suficiente como para seguir con el servicio. Le madrugaron los de la “empresa con calidad mundial”.
El problema del corte de energía es más grave de lo que parece (además que tampoco hay agua entubada). Están perjudicando la categoría de Pueblo Mágico que le ha dado la Secretaría de Turismo federal ¿cómo pueden recibir a turistas con las calles a oscuras? ¿El último empujón para ser descalificado?.
Lo mismo con la violencia ¿quién va a querer visitar Tula si la misma policía asesina a los jóvenes, o son levantados por la delincuencia organizada?.
De todos los males que aquejan a dicha ciudad echan la culpa a Juan Andrés y a su hermano Carmelo, identificado como “El Alcaldito”. Sin tener mando oficial tomaba decisiones y controlaba la Tesorería. Decidía a quien pagarle, o comprarle a nombre del municipio.
El señalamiento dice que los funcionarios que culminaron el 30 de septiembre, son los nuevos ricos de la comarca. Compraron decenas de propiedades.
También habrían tomado terrenos públicos. Ellos mismos se otorgaron cartas de posesión para escriturar.
En el sexenio pasado Tula despertó una fiebre por invertir en el ramo turístico, tanto que se afirma que hasta el ahora ex Gobernador Egidio Torre Cantú se hizo de cuatro propiedades donde los albañiles ya trabajan a marchas forzadas.
Se le adjudica uno de los edificios más famosos de dicha población, La Casa de los Rombos (en contra esquina de la plaza principal), donde estaría construyendo un hotel. Además se hizo del hotel “Cerro Mocho”, en la misma zona centro.
La voz popular menciona también como compradora a Mónica González García, ex secretaria de Desarrollo Económico y Turismo y ahora diputada local.
Es un tema que va a dar para mucho en los siguientes días, semanas y meses. Bueno, si es que no le quitan a Tula la categoría de Pueblo Mágico que consiguió hace cinco años por gestión del propio ex gobernador.
Por igual dará de qué hablar el asunto de un déficit de alrededor de mil 40 millones de pesos que dejó la extinta administración ¿qué se hizo el dinero, quien se lo llevó? Los renglones están etiquetados en el presupuesto anual de egresos.
El propio Gobernador del cambio lo anunció a los periodistas, aunque no dio pormenores de la situación financiera que encontró en el gobierno. Anunció eso sí, de sus gestiones para conseguir los recursos que necesita para cerrar bien este ejercicio 2016.
Allá anduvo por la ahora Ciudad de México el contador Oscar Almaraz Smer, presidente de Victoria. Participó en mesas de trabajo de comisiones de la Cámara de Diputados, donde se revisan proyectos para el desarrollo del municipio. Se entrevistó con César Camacho Quiroz, el líder de la bancada tricolor.
Regresó a la capital para seguir con el programa de bacheo, limpieza de arterias y chapoleo de camellones, algo que en campaña le demandó la comunidad. En ello participan 600 elementos al servicio del ayuntamiento. Las obras de infraestructura ya vendrán más adelante.
Y la Universidad Autónoma de Tamaulipas sigue trabajando. El Rector Enrique Etienne Pérez del Río firmó acuerdo de colaboración en materia de intercambio y movilidad académica con el Centro de Formación Técnica (CFT) ENAC de Chile.
Por la institución del país sudamericano participó su Rector, Jorge Menéndez Galleros, esto en ceremonia efectuada en el edificio Centro de Gestión del Conocimiento del Campus Victoria.
Nos vamos.

Cuarto Poder de Tamaulipas/