OPINIÓN PÚBLICA/ Morena: tomaron a chunga los registros

0
1395

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas. – Otra vez los morenistas –o simpatizantes- tomaron a broma, vacilada o chunga el registro de intención para ser candidato a la gubernatura.

Otros lo hicieron por protagonismo, sabiendo que nunca estarán en condición de abanderar al partido, y para decir un día a sus nietos que aspiraron a dirigir los destinos de los tamaulipecos ¿para qué más?

Sin restricciones ni cedazos, todo el que quiso –ellos y ellas-, entraron al sistema, aportaron sus datos y les generó la confirmación de recibido ¿es más democracia?

La lista de 38 no alcanza ni calidad de precandidatos, como dice el mismo documento: “Es un acuse del envío de la solicitud de registro. Este documento no garantiza ni significa la procedencia del registro, ni acredita la calidad de registro aprobado, precandidatura o candidatura, así como tampoco genera expectativa de derecho alguno”.

En otras palabras, los que mandaron por correo sus papeles a Procesos Internos, no tienen calidad de nada. Cada quien juega con sus egos, aquello que les deja satisfacciones íntimas, o hasta por problemas psicológicos graves. Por eso lo hicieron ¿por qué más?

Y los jerarcas parecen disfrutar del presunto juego abierto a todo aquel que quiera participar, sabiendo que el proceso no se les puede salir de control. Tienen los hilos y la línea vendrá de lo más alto de la nomenklatura de la 4T, ya sea por encuestas o vía consejos nacional o estatal.

Mario Delgado Carrillo, el gerente nacional guinda, se siente orgulloso de haber despertado el interés de 153 hombres y mujeres de las seis entidades en que habrá elecciones, aun cuando no lo hayan tomado en serio sino como vacilada.

Estamos seguros que la mayor parte de los 38 paisanos (hay no pocos fuereños) lo hicieron para “matar el tiempo”, entretenerse en algo o “presumir” ante sus amigos y conocidos.

Un ejemplo ¿a qué juega el maestro jubilado José Guadalupe Díaz Rico, de El Mante? Presumió –como muchos- el acuse que lo hace aspirante a precandidato. Agrónomo por la UAT, es originario del entonces DF y tiene 65 años.

En la lista de mujeres tenemos a Sandra Guadalupe Mendoza Garza, ex dirigente de los trabajadores de Comapa Victoria; la ex diputada Olga Sosa Ruiz, y hasta la prima consentida de AMLO en esta región, Ursula Salazar Mojica, ahora mismo diputada local, sin pasar por alto a la senadora Ma. Guadalupe Covarrubias Cervantes, con sus 82 años a cuestas.

Desde la fría banca debe estar gozando de lo lindo Edna Rivera López, ex diputada local que un día pensó que podría ganar la alcaldía de Tampico a Jesús Nader, y hasta se disgustó con los jefes morenos porque no la hicieron candidata.

Por igual, el reynosense Geovanni Francesco Barrios Moreno es arroz de todos los moles, principalmente por la vía independiente y “le tira a todo lo que se mueve”. Ahora se apunta por Regeneración Nacional.

Sin embargo, no hay que señalar a quienes respondieron a la convocatoria. No son culpables. Es el estilo del partido, de los jerarcas que parecen gozar de la reacción que produce en sus opositores. Disfrutan de la actitud de los fifís frente a los descamisados que buscan protagonismo o juegan con la situación.

En cuanto se dio a conocer la lista, surgieron diversas opiniones, con una predominante: Hay prianistas que buscan distraer a los auténticos morenos.

Según el CEN, este miércoles se reunirá el Consejo Político para definir a cuatro finalistas, dos hombres y dos damitas. En caso de no haber acuerdo de unidad, irán a la consulta. Para diciembre creen tener abanderado.

Adelantaron los tiempos ante la fuerza que toma el grupo “Todos por Tamaulipas” que postulará a “El Truco” Verástegui ¿por qué otras razones?.

De antemano sabemos que elementos con posibilidades quedan muy pocos y son varones: Rodolfo González Valderrama, Américo Villarreal Anaya y Héctor Martín Garza. Los demás “hacen bulto” o van “de relleno”.

De las mujeres solo entraría una con reales posibilidades, Maki Ortiz Domínguez, aunque, de ser nominada, se generaría toda una revolución al ser acusada de arribista y enviada por la oposición. EL JR ya terminó sus días políticos.

Y el ambiente político comenzó a “calentarse”. Francisco Chavira Martínez, ave de tempestades, portando el acuse de recibo como aspirante, se sumó a la precandidatura de Rodolfo González Valderrama y dejó entrever la posibilidad de que vienen más declinaciones.

Chavira es hombre de negocios. Jugó como independiente en 2016, para sumarse al PAN a finales de la campaña. Esto le valió la secretaría del Trabajo como premio, que ocupó su hermana Estela. La corrió el Gobernador cuando Francisco y su Universidad del Norte entregaron el doctorado Honoris Causa al chilango Alejandro Rojas Díaz Durán, lo cual es otra historia que contar.

No será fácil la definición interna. Desde el domingo González Valderrama acusó que uno de sus videos fue atacado por bots, lo que obligó a la empresa Facebook a bajar la transmisión en menos de una hora.

Deja entrever que fueron compañeros competidores, cuando dice que “no debemos agredirnos y respetar el método de selección”, señalando un acuerdo de civilidad que horas antes habían firmado en la ciudad de México.

Les recuerda que en Morena “la guerra sucia se castiga” y los invitó a “jugar limpio”, porque Tamaulipas demanda unidad”.

Es el comienzo del juego. Nos promete emociones a los espectadores.

 

Cuarto Poder de Tamaulipas/