OPINIÓN PÚBLICA/ Las enaguas bien puestas

0
1487

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Con al espada desenvainada, el muchacho maravilla llegó a Tamaulipas con muchos “cojones”. Ya solo faltó que le dijera a los priístas a quien quiere de presidente del CDE.
Dio la impresión de creer que los del PRI están mancos y dispuestos a poner la otra mejilla cuando les den el primer golpe.
Se equivocó el malinchista Ricardo Anaya Cortés (vive con su familia en los Estados Unidos).
Un día después de vociferar y entrometerse en la vida interna del ex partidazo, las enaguas le contestaron y lo pusieron en su lugar.
Resultó que Aida Zulema Flores Peña trae los “aquellitos” mejor puestos que el maravilla. Lo acusó de cínico, falto de moral, y que deje de entrometerse en la vida interna del partido en Tamaulipas.
Es más, lo incitó a que pida perdón por sus irresponsables declaraciones.
Como dicen por acá en el norte, Doña Aida lo puso “como palo de gallinero”. Le zumbó a diestra y siniestra.
La respuesta tiene fundamento. Anaya descalificó a Oscar Luebbert Gutiérrez como aspirante a la dirigencia estatal de los priístas, al decir que le “preocupa” que tiene relaciones con la delincuencia.
No había razón que se metiera en camisas de once varas. Si no ha podido resolver problemas de corrupción en su partido ¿Para qué meter la nariz en otros?.
“Ha venido a nuestro estado más preocupado por construir su candidatura a la Presidencia de la República que por dar solución a los auténticos problemas que más interesan a los tamaulipecos”, respondió Zulema este jueves en un manifiesto difundido en horas de la tarde.
Así es. Hay panistas que opinan que el muchacho vino a cobrar facturas. Quiere el apoyo de los jefes locales para ser candidato a la Presidencia. Es lo que quiere. En eso está trabajando. A eso vino.
Lo más posible es que el jefe local se haya manifestado a favor. Le debe la candidatura que más tarde se convirtió en triunfo.
Muy cierto que, en sus comentarios, Anaya omitió las numerosas acusaciones formales de las que han sido señalados muchos gobernantes estatales y municipales del PAN “por enriquecimiento ilícito, vínculos con el crimen organizado, desfalco de fondos públicos, tráfico de influencias y hasta lavado de dinero”.
Con las faldas bien puestas, Flores Peña le restriega al maravilla que “carece de la mínima autoridad moral para hablar de honestidad” cuando él mismo ha sido señalado por integrantes del PAN de enriquecimiento inexplicable y brindar protección a delincuentes panistas” ¿Más?.
No la esperaba el muchacho de Querétaro. Se la regresaron y bien puesta.
Fue una dama la que lo hizo ¿Pensará contestarle? Seguro que debe hacerlo, pedir perdón.
Doña Aida Zulema, en el documento, le solicita a Maravilla que “se retracte públicamente de las imputaciones infundadas, graves y calumniosas” que lanzó contra el señor Luebbert.
Si no lo hace, será demandado por los cauces legales. Así dice el cierre de la andanada.
En un plano general, hay dos vertientes de conclusión.
El PAN de Tamaulipas quiere imponer al presidente estatal del partido para manejarlo a su manera y, a Luebbert, le ven actitud como para no dejarse manipular.
Desde el establo azul, Oscar significa un contrincante serio para los comicios que vienen. No lo quieren en la esquina contraria.
La otra versión es que Luebbert ya tiene asegurada la presidencia del partido. Una respuesta con tanta indignación no pudo haber sido autorizada a nivel local por Aida y su gente.
Si hubiera un Gobernador priísta en el poder, se entendería que él dio la instrucción. En el caso, el CDE no se maneja solo, tiene que pedir “línea” a oficinas centrales.
Menos van a tomar una decisión como para contestarle al dueño de una franquicia partidista nacional. Aunque tenga las enaguas bien puestas, carece de la estatura política.
Seguro que la línea vino del nacional, concretamente del jefe Ochoa Reza.
Es muy contundente la afirmación de que “no hay peor forma de corrupción que la mentira, y no hay peor síntoma de descomposición política que el cinismo del que tanto le señalan sus propios correligionarios”.
Si la apreciación es correcta, el CEN y los aspirantes a la dirigencia llegaron a un acuerdo a comienzos de semana. El presidente del CDE será Oscar Luebbert Gutiérrez.
El proceso para la designación está encima. A partir de este cinco de agosto y hasta el 13, el comité estatal proporcionará a los aspirantes la lista completa de los consejeros, para que hagan jornada.
Si hay uno o varios candidatos, de todas maneras el registro será el 14 del mismo agosto, con miras a la asamblea del 26.
En caso de darse candidatura de unidad, la reunión será de meno trámite. De lo contrario se instalará una urna para recibir votos.
Si continuamos con el PAN, mire que le ha aprendido muy bien al tricolor. Para la nominación de su candidato a la Presidencia, seguirá los mismos pasos que el ex partidazo: Primero el programa y luego el candidato.
Es una jugada para ganarle tiempo al tiempo. De esta manera entretienen a los suspirantes. Les dan juego para que se calmen.
Anaya anunció que habrá foros regionales organizados por la Comisión de Plataforma Electoral, presidida por Gustavo Madero Muñoz. El primero será en la tierra de este, Chihuahua.
Como estaba anunciado, el cuarto contendiente panista a la candidatura presidencial del PAN, Ernesto Ruffo Appel, se dio su vuelta por Tamaulipas. Ya lo hicieron Rafael Moreno Rosas, Margarita Zavala y Ricardo Anaya.
Vienen sin necesidad. Los diez consejeros nacionales de la tierra cueruda solo tienen una línea que viene de Palacio. Nadie puede brincar las trancas.

 

Cuarto Poder de Tamaulipas/