OPINIÓN PÚBLICA/ Hijo de mala escuela

0
1836

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Por demás intransigente la actitud de Mario Alberto Ramos Tamez como regidor del ayuntamiento victorense, representando al partido que hoy regentea Gustavo Cárdenas Gutiérrez, o sea Movimiento Ciudadano.
Es muy joven. Si tiene sueños políticos, sus desplantes en nada le abonan a su posicionamiento entre los electores. Incapaz de aprender o inventar un nuevo procedimiento que le genere clientela en las urnas. El anarquismo no es recomendable.
En la última sesión de cabildo, el hijo putativo de Cárdenas solicitó y exigió una sesión del cuerpo edilicio para él solito. Quiere echar abajo una obra largamente gestionada por el gobierno estatal anterior y el respectivo ayuntamiento.
De los desaciertos que cometa, el respetable no le echa la culpa a él sino a quien lo manipula. Las cosas buenas, los aciertos, no se ven cuando se trae la meta del desorden.
La obra de la calle 17 fue un proyecto que anunció allá por 2013 el entonces titular de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Homero de la Garza Tamez, junto con obras como la remodelación del estadio Marte R. Gómez, el velatorio San José y otras de la mancha urbana, utilizando recursos federales.
Por entonces se le llamó parque lineal.
Lo del Estadio (primeras etapas) se acaba de terminar. Fue una obra asignada a la constructora Roca, de Reynosa, según los documentos del diez de octubre del 2016. Tardó pero cumplió con sus compromisos.
Hablaba Homero de un proyecto que al parecer no “cuajó”, que es un puente colgante que comunique los dos sectores del Parque de Tamatán, cruzando la calzada del mismo nombre.
Son obras que, si bien no resuelven en forma permanente la generación de empleos, son equipamiento urbano. La ciudad necesita imagen y lugares de esparcimiento para propios y extraños. Son espacios de uso común que deben modernizarse.
Ahora bien, si son recursos federales, ya vienen etiquetados. Si no se invierten para lo que fueron solicitados, se regresarán a la secretaría de Hacienda y no los volveremos a ver. Son 40 millones de pesos que le hacen falta a los albañiles de Victoria y dejarán una obra para la posteridad de los años.
Fueron aprobados en el paquete del PEF para el ejercicio 2016. Una primera etapa es por alrededor de ocho millones de pesos que incluye la reposición de banquetas entre las calles Hidalgo y Democracia. La siguiente abarcará de Carrera hacia el sur. Luego vendrán las siguientes que incluye una fuente de “pies descalzos” (modelo utilizado por los colombianos como forma de resarcir el tejido social).
Es un espacio para niños y jóvenes en que el agua brota del piso a intervalos para recreación de los visitantes.
Para aterrizar el proyecto han coordinado esfuerzos la administración estatal que preside Francisco García Cabeza de Vaca y el alcalde Oscar Almaraz Smer. Si el dinero no se utiliza según el programa de obras, esa inversión no volverá en los programas federales.
Para estas horas, la Secretaría de Obras Públicas del Estado ya debe tener la asignación para la primera fase. Presentaron propuestas tres empresas.
Constructora Real de Covadonga, representada por Rubén Gutiérrez Wvalle (Así lo escribe), la que presupuestó siete millones 691 mil pesos; Gacebo, cuyo representante es Lorenzo de la Garza Paniagua, que quiere hacer los trabajos con siete millones 486 mil, y Magdalena Hernández Sánchez, representada por Luis Enrique Escobar Rangel, que pidió ocho millones 69 mil.
Son cantidades sin incluir IVA.
Es por la rehabilitación de banquetas, guarniciones e instalación de mobiliario urbano.
No es una licitación pública sino invitación a cuando menos tres constructores, según la Ley respectiva.
Si le hacemos caso al protocolo para las asignaciones, será la primera, Covadonga, la que realice los trabajos.
Según la convocatoria a los tres postores, los trabajos debieron haber iniciado el 23 de noviembre. Al parecer se detuvieron por los gritos y sombrerazos del regidor y otros victorenses que protestan por algo de lo que no están enterados.
Son tiempos políticos en que los jefes de los partidos tratan de llevar agua a su molino a costa de lo que sea, aun dejando fuera una obra millonaria que le hace falta a Victoria. En su ejecución reactivará la economía local.
Los escándalos y desorden no son buenos consejeros, no resuelven las cosas. Aquellos interesados pueden solicitar información a través de los canales correspondientes, o buscarla en las páginas públicas de las dependencias de gobierno. Nadie se las puede negar.
Por lo demás, el joven Ramos Tamez puede tener la seguridad de que va a contar con las candidaturas que quiera, a diputado federal o alcalde por las siglas de su partido (o en coalición con el PAN y PRD), en el 2018, y a diputado local en el 19´. Nadie se las arrebatará, es el dedo chiquito de Gustavo. Trae la mala escuela del ex diputado.
Volviendo con el cabildo, hay regidores que alcanzaron la nómina de chiripa y, también con el escándalo, tratar de conseguir adeptos. Tal es el caso de Marte Alejandro Ruiz Nava, de los sin partido. Anuncia que quiere ser presidente del pueblo ¿Se le concederá? Digo, de perdido ser candidato.
Pertenece a la gente que llevó a cabildo el médico Xicoténcatl González Uresti con los votos que consiguió por la sin partido. Luego lo coptó el sistema y ahora es el director del Hospital General de Victoria.
En otros asuntos, a petición del alcalde de Guémez, Carlos Cárdenas González, y de los ejidos de la Sierra Madre, el Consejo Distrital para el Desarrollo Sustentable tomó el acuerdo de solicitar maquinaria pesada al Gobierno del Estado para rehabilitar el camino que comunica a La Boca con el ejido El Gavilán, que se deterioraron con las intensas lluvias del mes pasado.
Son comunidades que se dedican a la actividad forestal, dijo Herminio Rodríguez Cárdenas, director de Desarrollo Rural del municipio, mientras que el jefe del Distrital, Manuel Boeta Elizondo, manifestó que solicitaron también maquinaria pesada los municipios de Mainero y San Carlos.

 

Cuarto Poder de Tamaulipas/