OPINIÓN PÚBLICA/ Genio en los negocios

0
1176

 

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Se le identifica como un hombre muy rico. Habría hecho sus negocios a la sombra del poder en el sexenio “geñista”. Sin embargo, ahora como delegado se niega a hacer públicas sus declaraciones patrimoniales.
Se le adjudican aviones privados. Uno de ellos habría estado al servicio del malogrado candidato a la gubernatura, Rodolfo Torre Cantú, con quien laboró en la Secretaría de Salud en el área de Riesgos Sanitarios. Es donde la vida le sonrió muy bien.
Compañeros suyos dicen que es un hombre de negocios. Un “empresario” nato. Todo lo que toca lo convierte en dinero y no dudan que, a ocho meses de su nuevo encargo en el Seguro Social, ya esté levantando las mieles de su habilidad para ganar dinero.
Nadie sabe cómo llegó ahí. Unos cien que por el grupo geñista. Otros que por “descuido” de Egidio Torre Cantú, quien tenía el “derecho de veto” y no lo utilizó (no lo propuso él).
Había sido de los operadores políticos de Hernández Flores en el vecino San Luis Potosí para hacer ganar al gobernador Toranzo Fernández.
Eugenio financió varias campañas donde más tarde hizo negocios y hasta se fue a radicar (Quintana Roo).
Pues bien, en esa cosecha que se reservó al grupo Tamaulipas, nuestro hombre consiguió la jefatura de la PROFEPA en aquella entidad.
La Procuraduría se había convertido en fuente de trabajo de familiares del ex Gobernador. Su cuñado fue colocado en la representación de la tierra cueruda.
Los amigos de nuestro personaje dicen que tiene ambiciones políticas y se quiere proyectar “de gorra” en los medios masivos. Que anda en precampaña ¿para qué chamba?. No lo ha dicho.
Más antes, en el siglo pasado, laboró para la UAT en el campus Tampico en el sector de “asuntos estudiantiles” donde no dejó muy gratos recuerdos, y menos en Medicina. En sus mocedades también trabajó en una empresa de autotransporte en la zona sur.
Pero los grandes negocios se le adjudican cuando en el sector salud creó empresas para ordenar y autocontratar la fumigación de las embarcaciones todas que llegan al puerto de Altamira. Es lo que se le adjudica entre otras habilidades. De ahí habrían salido las aeronaves, residencias y la disposición para financiar campañas.
En el IMSS se le menciona como “un riesgo” para la salud económica de la institución y la salud física de miles de derechohabientes.
Por cierto, hay quienes lo dan fuera de la institución a consecuencia de los vientos de cambio que se dan en esta tierra. Si persiste en ser operador del PRI, pronto lo podrían coger de una pata los de oposición.
Por cierto y si hablamos de salud, allá en Tula hay un problema muy grave que requiere la urgente atención de la autoridad.
Si los niños mueren los entierran en la parcela; no hay letrinas, duermen hacinados en galerones insalubres y laboran hasta 12 horas diarias. No hay contratos y a veces la paga demora.
Urgen la presencia de la nueva secretaria del Trabajo, María Estela Chavira Martínez, quien en su primera declaración como funcionaria dijo que habrá “justicia laboral” para todos. Allá creen en sus palabras. La esperan para que meta orden.
Cientos de pizcadores (muchos menores de edad) laboran acasillados en los invernaderos de tomate, cebolla, chile y pepino que se siembran en la región. El salario es bastante bajo.
Son familias que provienen de los estados de la huasteca, Hidalgo, San Luis Potosí, Veracruz. Los engañan. Les prometen que van a ganar bien, que van a vivir en mejores condiciones.
Es común la muerte de jornaleros de invernadero. Los mata el veneno con que fumigan contra las plagas. Son sepultados ahí mismo y sin dar vista a la autoridad.
Mejor luego abundamos, lo mismo que una demanda laboral que preparan más de 40 empleados en contra del ayuntamiento tulteco. Juan Andrés Díaz Cruz, el voraz alcalde, les quedó a deber el último mes de sueldo, la parte proporcional del aguinaldo, indemnización y otras prestaciones.
El presidente que llegó, “Toño Láminas”, emanado del PAN, se hace al desentendido. Parece estar en sincronía con el bandido antecesor, quien les dijo antes de emprender la huida: “No hay dinero y háganle como quieran cabrones”.
De no haber un acuerdo inmediato, el ayuntamiento tendrá problemas económicos. En su tiempo tendrá que pagar e indemnizar a los más de 40. Es algo que ya arrastra el vecino Jaumave con una treintena de demandas.
Los que no tienen nada de “genialidad” son los del PRD. El Instituto Electoral les acaba de confirmar multas millonarias por información que no rindieron en la pasada campaña política.
No es que se pasaran de los topes de campaña. Evadieron los informes a los fiscalizadores.
Así por ejemplo, al señor Osvaldo Valdez Vargas, entonces aspirante a Goberanador, se le “olvidó” reportar que contrató a los grupos Sonora Dinamita y Poder del Norte para efectuar los cierres en Miguel Alemán, Reynosa, Río Bravo, San Fernando, Soto la Marina, Victoria, Madero, Tampico, Altamira, El Mante y Matamoros.
Lo que no sabemos es si las multas las pagará de su bolsa (por contrato firmado de antemano con el partido), o saldrán de las arcas del organismo.
En este 2016 los amarillos están recibiendo 7.8 millones de pesos de subsidio. Pero no se le pueden descontar más del 50 por ciento.
Antes de irnos, tocaremos un tema al que poco se han referido los partidos y los políticos: La corte ha perfilado ya que –en el nuevo sistema de justicia penal-, los reos, procesados y condenados, tienen derecho a votar.
Luego entonces, en los comicios del 2018 podría instalarse una casilla en el interior del hotel Tamatán ¿O les darán permiso de salir?.
Según el dato, hay 230 mil reos en México. Si lo vemos en términos de marketing, podrían definir una elección presidencial, de diputados o de alcalde ¿qué distrito se les asignará en su credencial de elector?. Luego hablaremos del tema.

Cuarto Poder de Tamaulipas/