OPINIÓN PÚBLICA/ “El Robavacas de la Sierra” quiere ser alcalde

0
134

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La lista ya es muy larga. Cualquier conductor de vehículos – si no maneja con cuidado- puede atropellar a un precandidato a la alcaldía de Tula.

Uno de ellos, que habla bastante en serio, es Simón Villasana, actor y productor cinematográfico, quien utiliza como lema de guerra “El Robavacas de la Sierra”, originario del poblado Francisco Villa pero con sus negocios en Monterrey.

Habla el lenguaje de los lugareños, sabe de sus problemas, los entiende, conoce a “quienes han chingado a los campesinos” y se propone hacer justicia.

Tiene dos principales proyectos: Meter al bote “a los rateros de los últimos ayuntamientos”, y devolver a los ejidatarios las tierras (las mejores, de riego) que ex Gobernadores del Estado en complicidad con españoles, utilizan para explotar olivos y por cuya renta pagan míseras rentas anuales.

Una más de sus banderas es la de devolver al erario –al municipio- lotes aledaños a la mancha urbana de los que se apropiaron ex presidentes a partir del año 2000.

Promete hacer justicia en uno de los temas que más ha lastimado a los tultecos: Mandará al bote a quienes se robaron los fondos de la Caja de Ahorros San Antonio de Tula, donde cientos de personas tenían depositados sus centavitos y “desapareció” de la noche a la mañana.

Aparte de dinero, los líderes se quedaron con casas, terrenos y prendas empeñadas, con la complicidad de jueces venales del Poder Judicial del Estado.

El gerente del “negocito” era un tal Cantero, en otros tiempos también precandidato a la presidencia, pero Simón dice que están metidos “lagartones” del municipio.

Según los conocedores, Villasana se refiere, entre otros ex alcaldes, a Juan Andrés Díaz Cruz y Cruz Walle Meza, sin olvidar a Saúl Muñoz Vallejo que se quedó con “El Cerro de la Cruz” (frente al poblado), ahí donde sería colocada una cruz gigantesca como atractivo turístico.

Parece que este actor y productor ha tocado las fibras sensibles de los tultecos. Les dice que abran ojos ante gandallas que los han perjudicado y traicionado en las últimas décadas.

“Ellos –los alcaldes- cobran su porcentaje y que a la gente la sigan chingando como hasta ahora”, se refiere cuando habla de los invernaderos donde los jornaleros son negreados como en los tiempos de la colonia: Laboran sin descanso de sol a sol, todos los días de la semana y sin seguridad social.

En la recolección de tomate y cebolla hay familias completas, mujeres y niños, que apenas reciben unas cuantas monedas por su trabajo.

Villasana destapa una realidad que las autoridades laborales quisieran mantener bajo la sombra. Hay personas que tienen 30 años en la pizca sin contar con Seguro Social, cuyos funcionarios son igual de responsables. Nunca esos jornaleros tendrán un retiro o pensión.

En el ámbito profesional, El Robabacas de la Sierra lleva actuadas y producidas cinco películas, una de ellas filmada en locaciones de la región: “Tula, Tam, Pueblo sin Ley” (caso de la vida real, de un pleito familiar y la muerte de policías rurales). Para los tultecos es un ídolo.

Otros de sus rodajes: Un Traficante Chingón y Regresó más Bravo el Perro.

Aparte de lo cinematográfico es la revelación política. Trae su equipo donde no solo él puede ser candidato sino otros, como Jorge Luis Niño Molina, un empresario de las grúas, “controvertido por su estilo de ayudar, a quien no le duele un peso si está en sus manos colaborar”, como se identifica.

Y usted se preguntará amigo lector ¿por qué partido?. Se maneja en Morena y, si no es militante, puede ser candidato externo.

Si cambiamos de tema ¿qué fue lo que pasó en las elecciones de Hidalgo y Coahuila? El PRI se alzó con la mayoría de presidencias municipales y diputaciones. Dejó muy lejos a Morena y al PAN.

Los datos preliminares dicen que en la entidad norteña, el tricolor se llevó “carro completo” en las diputaciones de mayoría con casi el 50 por ciento de los sufragios, seguido de Morena con el 20 y el diez por ciento Acción Nacional.

La resultante pudiera considerarse una sorpresa, pero no lo es tanto desde el momento en que los gobernadores son emanados del PRI. Hicieron su “chamba”.

En Hidalgo los priístas se alzaron con 32 (preliminar) de los 84 municipios., dejando en cuarta posición al PAN.

La afluencia de votación fue muy baja, lo cual pudo ayudar al partido oficial.
Si no fue una “elección de estado” dirigida por los gobernadores, otro significado es que los ciudadanos no quieren saber mucho de Morena y López Obrador, los chairos, pero tampoco de los conservadores y se quedan en un término medio.

Más adelante, cuando estén completos los resultados, habrá oportunidad de hacer un mejor análisis. Por lo pronto pierden el PAN y Morena y gana el Revolucionario.

En tema diferente, la UAT fue destacada por la revista “Petróleo y Energía”, como una de las instituciones de educación superior más importantes con estudiantes y profesionistas en el desarrollo del sector energético.

La publicación especializada incluyó en su edición 127 de septiembre/octubre, un reportaje especial de la Unidad Académica Multidisciplinaria Reynosa Aztlán, en que destacan la diversidad de carreras que ofrece en la región fronteriza, y la infraestructura con que cuenta para atender problemas energéticos de gran envergadura a nivel nacional.

 

Cuarto Poder de Tamaulipas/