OPINIÓN PÚBLICA/ El gozo se fue al pozo

0
1498

 

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Pues nada, que el gozo se les fue al pozo. Aquellos funcionarios que ganarían más que el Gobernador en el 2017, no podrán hacerlo.
De último minuto los diputados les dieron madruguete. Les metieron freno y deberán observar el tabulador de salarios del ejercicio 2016.
Aunque no era un hecho, los nuevos sueldos habían pasado ya el dictamen de comisiones. El atorón fue iniciativa del diputado Ciro Hernández Arteaga, de Altamira.
Con el proyecto de egresos, el más beneficiado sería el jefe del IETAM, Jesús Eduardo Hernández Anguiano, a quien se le habían fijado casi los 184 mil pesillos por mes (sin quita de impuestos). Deberá conformarse con lo que tiene, que son 126 mil.
La Ley y el tabulador dice que nadie debe ganar más que el jefe del ejecutivo estatal, cuyos ingresos andan por los 151 mil, y con ellos se quedará en el 2017.
Para darle reversa a los sueldos extraordinarios, bastó agregar un artículo más a los transitorios.
Los magistrados del Tribunal Superior de Justicia también verán afectado su ingreso. Hernán de la Garza Tamez tenía ya un sueldo de más de 157 mil para el año entrante; se quedará con los 126 mil que ahora cobra. Por igual sus colegas magistrados. No tendrán aumento en esta ocasión.
Asimismo la Presidenta del Tribunal Electoral. El proyecto era de un buen incremento que se fue al pozo.
Bien dicen por ahí que un diputado lo es hasta que cobra su primer sueldo, lo mismo que un burócrata. En política nunca hay la seguridad de nada, y esas, esas son posiciones políticas.
Y si hablamos de investigaciones y posibles juicios a ex funcionarios del pasado reciente, hasta la fecha solo han sido “fintas”. No hay nada en concreto para nadie.
El asunto ha sido mediático. No pasa de ahí. Da la impresión que siempre sí habrá “borrón y cuenta nueva”, que nadie vomitará lo que se llevó a través de movidas en el gobierno egidista.
Nada “gordo” con la mala calidad de las obras, que los contratistas del anterior sexenio no culminaron trabajos a tiempo, que si el “diezmo” o “mochada”. Natural que cada administración de baja a constructores.
Lo que sí llama la atención es lo declarado por el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, sobre la ocupación de terrenos del gobierno que fueron a parar a manos de particulares. Ya van dos veces que lo dice ¿a quién le sabe algo?. Sospechosos hay en los últimos sexenios.
Aunque sus palabras no las pronunció en la ciudad capital, lo más posible es que la “toma” de propiedades sea aquí.
La sospecha siempre está en que funcionarios han dispuesto de terrenos del Instituto de la Vivienda. Lo vimos cuando el cavacismo con Pedro Hernández Carrizález, quien presuntamente se adueñó de varias hectáreas en Palmillas.
El objetivo no parece ser el “Tamaulipas fuerte para todos” sino el anterior, el del “En Tamaulipas avanzamos”. Es el grupo más activo y punta de lanza del priísmo en los siguientes años.
“Queremos recuperar lo que es de los tamaulipecos, son terrenos activos que están en manos de particulares”, repitió el Gobernador.
Cuando la etapa final del geñismo, mucho se habló que constructoras suyas o de sus socios, habían dispuesto de inmuebles que pertenecían al mismo ITAVU.
Sin haber pruebas, un señalamiento orientaba hacia los predios ubicados entre los fraccionamientos Marte R. Gómez y el Del Valle, por el libramiento Naciones Unidas ¿será por ahí el asunto?.
Respecto al préstamo de los seis mil millones del sexenio de Hernández Flores, en la declaración de Cabeza de Vaca se ve la determinación de escarbarle al tema ¿en dónde están esos recursos?.
Podría decirse que en el Parque Bicentenario, en la construcción del mismo edificio del Congreso del Estado, la Torre, los del Registro Civil y Registro Catastral.
Inicialmente el legislativo emitió un decreto en el 2007 para colocar bonos en la Bolsa Mexicana de Valores por casi mil millones de pesos, lo que fue un fracaso. Nadie quiso “dinero” de papel de Tamaulipas.
Ya en el 2009 el Congreso autorizó el préstamo a bancos privados, pero sin especificar las obras. Solo mencionaba que acciones del Plan Estatal de Desarrollo.
¿Va en serio? ¿solo bajarle la guardia a Eugenio y los suyos? Habrá que esperar.
Y nada que se publica la convocatoria del PRI para renovar la dirigencia estatal, como lo quieren algunos desesperados. Tal vez la semana entrante.
Es que, para este miércoles, estaba prevista la reunión del Consejo Político Nacional en que se tomarán decisiones que tendrán que ver con la vida futura de la organización.
Desde luego que repercutirá en Tamaulipas, aunque sea en el 2018.
El proyecto de Enrique Ochoa Reza –digamos de Enrique Peña Nieto-, es abrir a la ciudadanía la postulación de candidatos a alcaldes, diputados locales, diputados federales y senadores. No necesariamente tendrán que ser militantes.
Por ahora, para ser considerados como aspirantes a gobernadores, el partido exige militancia de entre cinco y diez años. En adelante ese candado quedaría liberado.
La “prueba” se hará en el 2017 con las candidaturas a Gobernador en Nayarit, Estado de México y Coahuila, además de las alcaldías de Veracruz. Si “pega”, el procedimiento seguirá en vigor el siguiente año.
Este viernes en la populosa colonia Mainero, el alcalde Oscar Almaraz Smer expondrá su Plan Municipal de Desarrollo 2016-18, que es el producto de opiniones y propuestas recogidas en campaña, amén de haberse enriquecido a través de buzones y consulta directa casa por casa. Habrá sesión extraordinaria de cabildo.
Por cierto, el alcalde Almaraz dijo que está dispuesto a comparecer, dar la cara si es que lo citan para abundar sobre el destino de esos seis mil millones. Era el Secretario de Hacienda de Eugenio.

Cuarto Poder de Tamaulipas/