OPINIÓN PÚBLICA/ Despertar de su letargo

0
1488

 

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas. – El PRI Tamaulipas amenaza con despertar de su letargo que dura ya más de cuatro meses. Sus jefes tienen planeado gritar a los cuatro vientos que siguen vivos políticamente.
Hay signos de que quieren hacer una buena reorganización. Que ahora sí se pondrán a chambear y harán las cosas como mandan los estatutos, y que nunca más habrá dedazos.
La versión afirma que, para la próxima semana, podría llegar el nuevo delegado del CEN para dirigir la talacha de campo.
El último, Fernando “El Diablito” de las Fuentes Hernández, no fue tan Demonio como algunos tricolores lo consideraban. El, junto con Egidio Torre Cantú, son la dupla de sepultureros del partido.
Esperan una convocatoria que podría no ser para elegir a los nuevos jefes, sino para actualizar el Consejo Político Estatal. Dicen que necesitan sacar la chatarra que arrastran desde hace varios lustros. Quieren sangre fresca.
Después del golpe que recibieron en junio, y cuando se ha ido el mal llamado “primer priísta del estado”, amenazan con hacer mejor las cosas.
La cúpula tricolor era un club de amigos en que la democracia brillaba por su ausencia. Desde hace años la característica ha sido la simulación ¿Cuándo han designado democráticamente a sus líderes?
Esperan una de dos cosas: La renovación del Consejo, o bien la designación del Presidente y Secretaria General para que estos actualicen el Consejo (ahora convertido en club).
¿Desde cuándo no se da la renovación del famoso Consejo Político? Cada gobernador priísta metía a los suyos por dedazo y no porque registraran trabajo o ascendencia entre los militantes
Esta vez, al menos es la intención, se quiere designar por elección directa al 50 por ciento de los consejeros. Que se haga por planilla y por asamblea por sectores y organizaciones.
Ahora las oficinas (boulevard Praxedis Balboa) lucen abandonadas. El CDE está desarticulado. Algunos funcionarios se fueron en busca de un futuro mejor. En los municipios está peor. Es un milagro si todavía existen priístas.
Pues bien, el multicitado consejo quedaría integrado por: Los ex gobernadores tricolores, ex presidentes del CDE, dirigentes de los comités municipales, presidentes municipales y diputados locales y federales, además de los senadores.
A estos les llaman consejeros “por ministerio estatutario” y no deben ser más allá de la mitad del Consejo. Son los que van de “cajón”.
Los documentos básicos dicen que duran en su encargo cuatro años. Sin embargo, durante el egidismo nunca se supo de algún proceso eleccionario con cariz democrático.
Dicen que esta vez la nominación incluye a los sectores popular, obrero y campesino, aunado a las organizaciones como las mujeres, la unidad revolucionaria y el movimiento territorial. Por cada propietario se nombrará un suplente.
Amenazan hacer escándalo a partir de la siguiente semana. Quieren barrer con la mugre que tienen, lo cual incluye desterrar a gente incrustada ahí desde hace largos años.
Lo lógico es primero actualizar su consejo y que sea este el que nombre a los jerarcas estatales ¿o no?
De ahí a comportarse como fieras -según lo dicen-, para conquistar el sufragio en el 2018. Si aterrizan como gatitos, eso ya será otro cantar.
No siempre un león es como lo pintan. El 28 de enero del 2011 rindió su protesta Lucino Cervantes Durán con las mejores expectativas; que iba a barrer con la oposición. Cayó estrepitosamente en la primera elección federal. Renunció de inmediato.
Perdido el cordón umbilical que los ataba al gobernador en turno, los tricolores podrían dar una sorpresa. Allá ellos si reconquistan o no la confianza de los ciudadanos.
En otros asuntos, la nueva secretaria de Salud, Lydia Madero García, licenciada en Trabajo Social, tiene razón en que no se necesita tener la especialización de medicina para dirigir esa dependencia.
Lo que necesita sanear es el sistema corrupto que ha permanecido ahí por largos años, y abarca no solo aviadores sino malas acciones de quienes toman decisiones.
No tan solo debe meter ojo a las compras. Desde hace largos sexenios los jefes de Salud fraccionan los pedidos para no licitar y realizar las adquisiciones en forma directa. Es un mal que necesita pararse en seco.
Hay médicos a quienes malamente se les adjudicó plaza como especialistas cuando no la tienen.
Es más, un documento de la Auditoría Superior de la Federación dice haber encontrado en el 2013 que 18 médicos cobraban sin acreditar siquiera que cursaron su carrera.
Fue la mejor época de Norberto Treviño García Manzo, mejor conocido entre sus empleados como Don Teofilito. Aquejado ya por demencia senil, dejó hacer y decidir a sus colaboradores.
A Lydia le toca administrar. Los especialistas que se encarguen de la salud física de los pacientes.
Si hablamos de la UAT, el profesor Julio César González Mariño participó en el IV Congreso Internacional y el XII Congreso Nacional de Educación, Tecnología e Informática celebrado en Tunja, Boyacá, Colombia.
Ello como parte del trabajo de investigación que el profesor González realiza en el Cuerpo Académico de Competencias Tecnológicas de la Facultad de Medicina e Ingeniería en Sistemas Computacionales (FMEISC), con sede en Matamoros. Presentó la ponencia inaugural con el tema “TIC y la Innovación de la Práctica Educativa en la Era Digital”. Bien por los avances académicos.
El alcalde capitalino, Oscar Almaraz Smer, anunció que espera terminar en 30 días el programa emergente de bacheo que hace cinco días inició en la mancha urbana. El avance es del 20 por cierto de un total de 870 puntos en que las brigadas realizarán su tarea.

Cuarto Poder de Tamaulipas/