OPINIÓN PÚBLICA/ Ansias de novillera

0
1386

 

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas. – Va de tropiezo en tropiezo. Comete errores un día sí, y otro también.
Lo menos que se dice es que la señora Maki Esther Ortiz Domínguez anda mal de la cabeza. Quiere cobrar un mínimo de 18 pesos mensuales por la recolección de basura (en zonas populares) en Reynosa.
La alcaldesa va cayendo por su propio peso. Parece pedir a gritos que el cabildo la destituya, o bien el Congreso del Estado.
¿Cree que los diputados le van a autorizar el cobro? No aprende. Cualquier novata en la política haría un mejor papel.
Hizo que el cuerpo edilicio “autorizara” que la cuota se haga efectiva en Tesorería al momento en que la gente pague el predial ¿nada mas porque ella quiere?
Fumar cosas que no se controlan, a veces perjudican a la gente ¿Cree que se manda sola? Hay una estructura administrativa y legal a la que hay que pedir permiso.
Un día antes había solicitado por redes sociales –en lugar de oficialmente- al Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, la declaración de zona de emergencia en aquella ciudad con motivo de lluvias torrenciales.
La invadieron las críticas y una respuesta del mismo ejecutivo: Reynosa no sufrió inundaciones, solo encharcamientos por una precipitación de pulgada y media. No ameritaba atención excepcional.
Más antes la mayoría de los regidores le echaron abajo el nombramiento de forasteros en cinco de las dependencias más importantes de la administración ¿ella lo ignoraba o se hacía?.
Ahora mismo Reynosa está ejerciendo un presupuesto de casi mil 500 millones de pesos. Es lo que dejó José Elías Leal ¿por qué no le alcanza?. Si aquel se lo llevó, cabe demandarlo.
Para este viernes la presidenta deberá presentar –último día de plazo- al Congreso su proyecto de ingresos para 2017. Ahí será frenada en sus ansias juveniles de novillera.
Doña Maki ya es una persona experimentada, sabe algo de política ¿qué le pasa? ¿está nerviosa?. Con esos arranques podría no llegar ni a mitad del ejercicio de dos años para los que fue electa.
Un dato nos dice que no nació en Tamaulipas; es originaria de Chihuahua y llegó de pronto por estos lugares. Terminó su carrera de medicina en el Tecnológico de Monterrey.
Entre 1994 y 1999 fue directora médica de una clínica particular llamada Peña Vidaurri, en la fronteriza.
De ahí, quien sabe quién la introdujo en la política. Fue regidora del ayuntamiento entre 2001 y 2003. Ese mismo año brincó a una diputación federal y en el 2006 se sacó la lotería con la llegada de la pareja Felipe Calderón-Margarita Zavala a la Presidencia de la República.
Empezó a cobrar en el erario desde que se nombró el equipo de transición. Ella fue jefa en el Fideicomiso para Apoyar el Cambio de Administración del Ejecutivo Federal, a partir del 15 de septiembre del 2006.
Se chutó casi los seis años del calderonismo como Subsecretaria de Salud. Antes del final alcanzó a ligar una senaduría.
Le dimos una revisada a las concesiones del servicio de limpia que el Congreso le ha autorizado a los municipios. El asunto está como para ponerle las cruces. En el propio Reynosa fue mala experiencia. El alcalde Oscar Luebbert Gutiérrez otorgó concesión en el trienio 2008-2010 y, al culminar, dejó una deuda de 27 millones a la empresa Promotora Ambiental.
Malos negocios con dinero que no es suyo. Se pagaban 503 pesos por tonelada de basura recolectada; la ciudad generaba 500 toneladas cada 24 horas.
Otros fracasos del cobro por el servicio han sido Nuevo Laredo, Madero, Altamira y Tampico. La señora no entiende. En efecto parece que quiere irse antes de tiempo.
Si hablamos de tricolores, que Lucía Aimé Castillo Pastor renunció, dejó la dirigencia del CDM en Victoria. Ella lo publicó en redes sociales.
Ante este evento, los comentarios de militantes ancestrales son bastante explicativos: No se puede ir quien nunca ha estado.
Sin trayectoria partidista, sin representar a ninguna organización, llegó por dedazo del Gobernador Egidio Torre Cantú en sustitución del “sobrino de oro”, Carlos Morris Torre, cuando este sí alcanzó el favor del “dedo sagrado” para alcanzar el Congreso del Estado.
Por cierto, ahora si parece acercarse la fecha de reactivación del partido tricolor en Tamaulipas después de la derrota de junio. Como siempre, habrá “dedazo” para nombrar al presidente y secretaria general. Ya no del gobernador en turno porque no es priísta, pero lo habrá ¿quien se sacará la rifa del tigre? En apariencia solo quedan tres con posibilidades: Alejandro Guevara Cobos, Manuel Muñoz Cano y Juan Alonso Camarillo.
Bueno, aparte de aquellos que la juegan por la libre como el ex diputado Heriberto Ruiz Tijerina y Gerardo Ramírez Alcalá (ex alcalde de Soto la Marina y eterno presidente del Club Webberson), que están más puestos que un calcetín.
Al reactivarse volverán a nombrarse los delegados del CDE en los municipios. Tal vez sin el sueldo base de los mejores tiempos para recorrer el estado con el “gordo” (de aventón).
En Victoria, el cabildo aprobó en primera instancia la Ley de Ingresos para el ejercicio 2017 por la suma de 839 millones de pesos, que representan 25 más que en el presente 2016.
El alcalde Oscar Almaraz no estuvo presente. Se hallaba en la ciudad de México tocando puertas para conseguir más lana en obras. Si logra, el presupuesto será mayor.
Y la Feria Tamaulipas arrancará la tarde de este viernes. Será inaugurada por el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca y su esposa. Se esperan una concurrencia de por lo menos 350 mil personas en diez días.
Como siempre, no habrá venta de alcohol ni bailes de encueratrices. Será familiar y con grupos musicales de calidad en el Teatro del Pueblo.

Cuarto Poder de Tamaulipas/