LA HORA DE TODOS / Víctor Contreras

0
2470

NOSOTROS, LOS ASSAD
…y los vientos que cerraron su ‘Primavera’

Primera Parte
El secretario de facto, con todo el poder, durante siete años, fue Nazario Assad Montelongo. Los otros cuatro años anteriores le mantenían las manos amarradas, mejor dicho: las uñas cortadas.
El «Pollo» como le apodan sus amigos, es el nuevo multimillonario que de vivir en la casona amarilla de dos plantas en el 15 Abasolo, ahora disfruta de una lujosa mansión de un millón de dólares en el residencial Privanzas, que los tamaulipecos le obsequiamos por su excelente grado de corrupción: ‘Doctor Honoris Causa’
Nadie como él para hacer dinero… ¡El mejor!
Aunque, podría ser el candidato ideal para pagar los platos rotos» de los dos anteriores sexenios.
El doctor Norberto Treviño García Manzo Era un secretario de fachada. ¿Sometido o indolente?
Solo pudo contratar al Contador Mario Valdivieso que trabajó con la doctora Rebeca Castillo en la Jurisdicción No. 11 con ubicación en Padilla.
Y a la única que podía dar ordenas, como lo fue siempre, todo un caballero, era a la «Enfermera Ramírez» que hacía las funcione de Jefa de Prensa.
Aunque los dos llevan pecados de transparencia y penitencia, «El Pollo» Assad por comisión y el doctor Treviño por Omisión. «Tanto peca el que hace las transas como el que sabe de los cochupos y guarda silencio».
El amo y señor del diezmo y la corrupción se convirtió en el «ojo del huracán», pues en él confluyen personajes como Alejandro Higuera de la Garza y Vicente Salazar Pérez, socios de La Comercializadora HISA, que es la punta del iceberg de la red de corrupción que inicia en el sexenio de Eugenio Hernández y se fortalece con Egidio Torre Cantú.
Con este personajito, que no se casó con la cuarta hija de Don Raúl Villarreal Caballero, tenía la sombra de Las Amazonas, que fueron contratadas en la Secretaría y como regalo, fueron «basificadas», es decir, les dieron su base y por sensibilidad política, les quitaron la plaza al poco tiempo., aconsejado por el cómplice de los Assad y parte de la familia, Ernesto Calanda Montelongo de la empresa ABC, apodado «El señor de las despensas».
El Pollo Assad se incorporó a Salud al segundo año de la administración de Rodolfo Torre y en ese entonces, el personal de la Secretaría no rebasaba los 6 mil trabajadores.
Al término del sexenio se triplicó. Hoy, las tres nóminas, pudieran llegar a los 18 mil.
La candidatura malograda de Rodolfo dejó como relevo en la Secretaría a Juan Manzúr Arzola, hermano de «El rey Fierro», alias Pancho Manzúr, el real ex cuñado de Eugenio Hernández.
Durante los ocho meses que duró la gestión de Manzúr, «El Pollo» fue detenido en dos ocasiones por pretender pasar a los Estados Unidos, 100 mil y 350 dólares. En su declaración -y está documentado-, dijo que eran de su jefe, premiado por segunda ocasión, como Delegado del ISSSTE en Tamaulipas.
Se presume que al igual que Aureliano Salinas Peña en la PROFEPA, Sergio Guajardo en SEDATU, y El Bobby, Roberto Hernández Báez en el IMSS, son posiciones políticas del ex gobernador Eugenio Hernández.

HISA, LA CONSENTIDA, la insaciable, la voraz, la misteriosa…

En la Relación de Contratos por Asignación Directa del 1 de enero al 31 de diciembre del año 2011 del Municipio de ciudad Victoria, aparece un pago entregado el 6 de marzo a nombre de Comercializadora Hisa, S.A. de C.V. por la cantidad de $360,000.00 (trescientos sesenta mil pesos), entregado a su Representante Legal, Alejandro Higuera de la Garza, el concepto: Suministro de medicamentos.
El pagador, era el Tesorero.
En la misma relación, parece que también se pagó al señor Roberto Fernández Rodríguez, representante de Tysenkrupp Elevadores, S, A. de C.V., cantidad de $ 44,171.40 por el concepto de Mantenimiento del Elevador. Y resulta una casualidad que en el edificio del Ayuntamiento no hay Elevadores, solo escaleras.
El alcalde entró en cólera y no lo renunció, lo corrió de la Tesorería por obedecer las órdenes de su real jefe, Faraugh Fatemi Corcuera. «Al que dos amos sirve, a uno le roba de más».
Con el apoyo de Faraough, ligado a Tomás Yarrington a través de Fernando Cano, acercan en el ánimo de Eugenio Hernández al honesto «Chicken» Alejandro Higuera, quien a su vez era íntimo amigo del ex tinto Rodolfo Torre.
En sociedad Vicente Raymundo Salazar y Alejandro Higuera forman la sociedad anónima Hisa, Farmaceútica S.A. de C.V., el 3 de julio año 1999 en la Notaría 118 Escritura 43, cuyo titular es el licenciado Roberto Jaime Arreola Loperena.
En la asamblea del 31 de Octubre de año 2012, cambia a Comercializadora HISA ante el licenciado Osvaldo Diez Cuán de la Notaría No. 6, según la Escritura 619.
Las aportaciones son 22 millones 84 mil pesos del socio mayoritario y $1,000.00 (mil pesos) del nieto de Luis Felipe Pérez Collado.
Es decir, a Vicente Salazar Pérez, lo sacaron de la jugada.
Sin embargo, los 3 ex gobernadores sabían que eran prestanombres, y El Pollo se adueñó de la situación.
El domicilio de la empresa se ubica en Libramiento Naciones Unidas 694. 87019 C.P. Col. La libertad, de esta ciudad Victoria. Pero, tienen sucursales en varios estados del país. ¿Quién los relaciona con los gobernadores o los que deciden a quién otorgar contratos de medicamentos? Solo otros gobernadores o ¿ex gobernadora?
Luego de que lo ningunearon y lo hicieron a un lado, Vicente Salazar Pérez y Las Cuatas Pérez Cantú, junto con su hermana Marcia, madre de Mónica Roca (encarcelada en un Penal de Estados Unidos) formaron su empresa, «Distribuidora de Medicamentos Huasteca» con domicilio en el 28 Juárez, esquina, Colonia Nacozari.
Además de constituir una Farmacia en la Colonia «Pajaritos», predio por el que se encuentra en Problemas la ex Magistrada Marcia Pérez Cantú.
No podía dejar que Los Assad, los Faroug, los Higuera, y los Salinas Hernández se comieran solitos el pastel de los medicamentos y las prótesis.
LA CONSENTIDA, porque violando la Ley de Adquisición, y sin respetar la trasparencia, Hisa Farmacéutica, no solo inflaba los precios de los medicamentos, sino que se llevaba casi el 85 % de todas las compras de medicamentos del Estado de Tamaulipas.
La voraz empresa dirigida por empresarios victorenses señalados por su insistente inclusión de actos de corrupción, no había quién los auditara y menos revisar la facturación de compra y la alteración de precios de unidades, confundidas a propósito por lotes.
LA MISTERIOSA, porque nunca se supo quién estaba atrás de la empresa. Si Adriana con su grupo de Amazonas, si Faraoug en complicidad con Eugenio Hernández y Fernando Cano; Si Alejandro Jiménez Riestra y su esposa en complicidad con Adriana González y Mónica Roca..
O simplemente, Nazario Assad Montelongo «se despachaba con la cuchara grande»; o Los dos Pollos, Assad e Higuera se iban «solitos a gol».
Pero el que sabía y tenía autoridad para detener ese feroz y grosero saqueo al presupuesto de la Secretaría de Salud, nunca lo hizo, y de esa manera, el misterio sigue.
Lo cierto es que El Pollo Assad manejaba a su antojo a la empresa Hisa.
Solo en el periodo del 2011 al 2016, Hisa facturó 621 millones 753 mil pesos.
Durante el año 2013, la Secretaría de Administración de Tamaulipas,–donde fueron titulares José Manuel Assad Montelongo, hermano del Pollo Assad y Alejandro Jiménez Riestra — publicó seis convocatorias para la compra de medicamento de primer y segundo nivel, y el presupuesto para esa compra, era de 232 millones de pesos, mismos que fueron entregados a la Comercializadora Hisa.

En el 2014 fueron autorizados otros seis contratos para compra de medicamento licitados por la Secretaría de Administración. El monto era de 180 millones de pesos y otra vez, la ganadora fue Comercializadora Hisa.

Y todavía se daban el gran privilegio de que las medicinas eran repartidas a todos las farmacias de los Hospitales de todo el estado en vehículos del gobierno del Estado., cuando debía ser con personal de Hisa.

Pese a que existe un Sistema de Adquisiciones en el Sector Salud, para evitar la compara amañada opaca y sin rendición de cuentas y además de obtener no solo precios más bajos en medicamentos si no que se garantiza el abasto oportuno.

Pues, así de simple en los últimos sexenios, los ex secretarios de salud y los ex gobernadores siempre estuvieron negados.

¿Por qué de 18 Licitaciones para la adquisición de medicinas, la Comercializadora HISA GANÓ 15? Es decir, casi el 85 %. ¿Lo sabría el gobernador Egidio Torre Cantú o también iba en la polla?

En la delegación del Seguro Social de Tamaulipas, IMSS, la empresa victorense obtuvo ganancias de 9 millones 424 mil pesos en 32 contratos asignados por adjudicación directa de 2010 a la fecha.
Y paradójicamente, fue Delegado del IMSS José Manuel Assad, que fue removido del cargo por encontrarlo en varias irregularidades. Roberto Hernández El Bobby, también estuvo en Salubridad en la nada deshonrosa COEPRIS, y el hor es el Delegado.
¿Entonces quiénes forman parte de esa RED de corrupción? ¿Es el grupo de Eugenio Hernández?
A través de la delegación del Issste en la entidad, Hisa Farmacéutica ganó 11 contratos por adjudicación directa con un valor total de dos millones 878 mil pesos, la mayoría de ellos de 2010 a 2012

Nosotros, Los Assad.

Tampoco se quedó atrás en la repartición del pastel de Salud el cuñado del ex gobernador José Manuel Basave Benitez, creando la empresa de comunicación LAMOVISA, la cual trasmitía por pantallas la gran y trascendente obra pública de su cuñado Egidio Torre. Las pantallas estaban ubicadas en cada una de las secretarías del estado, municipios que eran sorprendidos por la empresa casi fantasma, la UAT, y en tiendas comerciales.
Por la renta de su servicio de comunicación, mensualmente facturaba un promedio de 3 a 5 millones de pesos. Es decir, regresó a Monterrey harto de billetes, con las alforjas repletas de dólares para que no sufran las siguientes tres generaciones.
GERARDO Assad, no podía quedarse fuera de la jugada y vendió a la Secretaría todo el equipo de cómputo en precios inimaginables.
SUSANA, La Tintorera, hermana consentida de Nazario, –quien también vivía en la planta alta donde José Manuel El Güero Assad, inició con su humilde y lastimosa Ferretería ubicada en el 11 y 12 Juárez—también participó con el lavado, planchado y secado de toda la ropa de todos los Hospitales, Centros de Salud, y Centros Médicos de Tamaulipas. La Tintorera la estableció en Monterrey y hasta octubre del año pasado seguía funcionando.
En la capital victorense, creció la empresa, ya son cinco Tintorerías que tiene Doña Susana Assad. Obvio su socio era el Pollo Assad, su hermano.
MIGUEL MANZUR PEDRAZA, siempre olfateando el negocio, quien no duerme de solo pensar que pierde dinero o se le pasa un negocio, en sociedad con el Güero Assad, confeccionaron las Batas, Uniformes y todo lo necesario para el personal de Hospitales como Enfermeras y Doctores.
En base a revisiones de Programas federales, la ASF, identificó incumplimiento en materia de transparencia del Seguro Popular y un desvío de recursos por más de 32 millones de pesos asignados por PROSPERA durante el ejercicio 2016.
Edgar Urízar Alanís informó que la Contraloría tiene integradas 9 carpetas que involucran a igual número de ex funcionarios por delitos de peculado y desvíos de recursos. ¿Serán del Sector Salud?
«El que la hizo, la paga; el que la haga la va a pagar», fueron palabras de Francisco García Cabeza de Vaca, que retumbaron fuerte en todo el estado y en especial en los oídos de los ex funcionarios que se enriquecieron a la sombra del poder y el presupuesto.
¿Actuarán contra ex funcionarios corruptos?
La empresa farmacéutica Comercializadora HISA, según datos de transparencia y Compranet, ha facturado en los últimos cinco años un promedio de mil 600 millones de pesos como abastecedora de hospitales tamaulipecos y de 19 entidades del país con 192 contratos para entrega de medicamentos, además del ISSSTE, el IMSS y de 42 ayuntamientos por adjudicación directa.
Todos aseguran que detrás de la consentida, voraz, insaciable y misteriosa empresa Hisa, se encuentra Faraough Fatemi Corcuera, pero en sociedad tácita con otros personajes como El Polo Assad, Alejandro Jiménez Riestra, Adriana González, José Manuel Assad. Si no, ¿cómo se explica la autorización de tanta compra de medicamentos a un solo proveedor por parte del Estado?
El Sirio-Libanéz, supuesto propietario de la empresa, ha bateado duro, tupido, fuerte y macizo en los últimos tres sexenios y conocido ampliamente por su turbulenta y accidentada vida privada y pública, pero que tiene influencia en varios estados de la república como Quintana Roo, donde tiene su residencia y Aguascalientes, según opinan los protagonistas del escándalo «Medicalgate», fue él y el Pollo Assad los causante del desabasto de medicinas.
Y… ¿Quién está atrás de Faraough? Solo alguien que tenga relación directa con otros gobernadores o directamente con el presidente Enrique Peña Nieto. Y usted lector, tiene la respuesta.
Y la pregunta obligada, ¿los diputados de las dos anteriores legislaturas y el auditor Miguel Salman, no se dieron cuenta del grado de corrupción que había en la Secretaría de Salud?
¿Analizaron las cuentas públicas? ¿Investigaron? ¿De ser gobernador Baltazar Hinojosa, no habría pasado nada? ¿Seguiría igual?
Por eso, entre sus cercanos, Eugenio comenta que el gran culpable fue EGIDIO y no porque haya perdido el PRI sino porque se acabaron los negocios de las medicinas, de la obra pública, de las posiciones políticas, de los negocios en los municipios.
Y lo peor, es que todavía, los insaciables se quejan…
Nos leemos mañana con la II Parte: LAS AMAZONAS DEL 17
Dios los bendiga y pido oraciones para que mi hijo salga bien de la operación.