EL AUMENTO A LA GASOLINA, ENSEÑANZA PARA EL PUEBLO.

0
1180

 

Carlos Martínez Leal

Iniciamos el año dos mil diecisiete con grandes y duras amenazas a nuestro bienestar, ya que los organismos de decisión sobre la política económica de nuestro país acordaron liberar los precios de los combustibles, gasolina Magna, Premium, Diésel, a las leyes del mercado de la oferta y la demanda. Y si bien era un acuerdo para ejecutarse en enero de 2018, el Presidente de la Republica Lic. Enrique Peña Nieto, ante los embates de la crisis económica surgida en el 2008 precisamente en Estados Unidos y que no acaba de terminar, así como por las amenazas contra nuestra economía y cumplimiento ya de las mismas del Presidente electo de los Estados Unidos de Norteamérica, el Hood Robin (por que le va a quitar a los pobres para darle a los ricos) Donald Trump, decidió adelantar dicha decisión para este enero que inicia.

Enseguida, dicha medida ha trastocado la vida en varios estados y en el propio país. Los que tomaron la decisión de adelantar la medida, el Presidente de la Republica, el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, han salido presurosos a dar una explicación tras otra, en los distintos medios de comunicación y en cadena nacional, dicen “no habrá marcha atrás pues es una necesidad de la realidad económica mundial y nacional, y es por el bien del país y de los mexicanos”.

Los que tomaron la decisión de liberar el precio de los combustibles, respaldando una medida del ejecutivo, Cámara de Senadores, de Diputados, los Partidos Políticos, han recurrido al ya manido recurso de repartir culpas, que si el Presidente, que si el Secretario, que si el PRI, que si el PAN, que si el PRD, que los que firmaron el pacto, que los de Morena se opusieron, etc. etc. etc.

¡Y el pueblo ha salido a protestar! informan los medios de comunicación y nuevamente se llenan las pantallas televisivas de los hogares mexicanos y del mundo con gasolineras incendiadas, pero ahora aparece un nuevo elemento, ya no son oficinas de partidos o de gobierno los incendiados y vandalizados, ¡NO! ahora son: gasolineras, tiendas comerciales; vidrios rotos, infraestructura destruida, quemada, saqueada la mercancía, la imagen se repite (la misma) una y otra vez, un canal televisivo informa que en tal municipio mexiquense, al rato se disculpa pues el Presidente Municipal se ha comunicado negando que haya “saqueos” en su municipio, “se disculpa y rectifica el nombre del municipio” pero la noticia ya es mundial ¡!¿?.

Los mismos noticieros informan que la policía “cibernética” ha descubierto miles de cuentas de twitter creadas exprofeso para difundir noticias falsas sobre los saqueos como tiendas incendiadas, pero que son imágenes de un verdadero incendio ocurrido en el año 2015 ¿?¡!.

Los que sí están organizados: los grandes monopolizadores del transporte terrestre de carga, del transporte urbano y foráneo de pasajeros, le entran a la protesta, pero al ser amenazados con que les van a retirar la concesión, inmediatamente se protegen, no sin antes declarar tibiamente, que dónde están sus garantías constitucionales.

Y sí, el verdadero afectado es el pueblo pobre, desinformado, pero como es carne de cañón de esa ley que ya mencionamos de la oferta y la demanda, y de la publicidad que le ha hecho creer que si no cuenta con su celular, su televisión, sino está conectado a la red, entonces no es libre; se deja llevar por su enojo, por su descontento y asiste a la protesta, aunque ya estando en ella tiene que sentarse (remember Monterrey) para diferenciarse de quienes están vandalizando el edificio, que traen consigna y han sabido aprovechar a la gente reunida por su descontento. Haciendo creer que es el descontento del pueblo el que propicia vandalismo y saqueo; lo mismo hacen, porque son lo mismo, vándalos callejeros y vándalos de la política, la coordinadora de los Diputados de Morena Rocío Nahle García, quien mintió y calumnió al Movimiento Antorchista en la Cámara cuando afirmó que organizaciones como Antorcha Campesina deben explicar esos hechos “diciendo que nuestra querida organización, participó en los hechos vandálicos en tiendas y gasolineras del país a raíz del gasolinazo”, cosa totalmente falsa.

Aclaramos desde esta colaboración, que el antorchismo tamaulipeco y nacional está en contra del gasolinazo, pero que no hemos participado en ningún acto vandálico o de saqueo; nuestra querida organización viene luchando contra el gasolinazo desde que nació; Por eso consideramos justas las protestas, pero para que estas le sirvan realmente al pueblo deben ser parte de la lucha organizada de una gran fuerza nucleada alrededor de un programa que tenga claro las causas del problema y su solución.

Antorcha dice que en lo inmediato el gobierno en lugar de subir el precio de la gasolina para no gastar los 200 mil millones de subsidio que destinó para ello, que haga que los grandes empresarios paguen impuesto y de ahí tome este recurso. Que en lo mediato se cree la infraestructura necesaria (refinerías) para transformar nuestra materia prima petróleo en gasolina, en nuestro propio país y de esta manera no sólo bajemos el precio a los combustibles, sino que estaremos generando empleos, buenos salarios, impuestos al erario, creando infraestructura y servicios a nuestro pueblo y no a los texanos que suficiente petróleo tienen en su suelo.

Pero el pueblo tiene que aprender, y aquí es en dónde radica la enseñanza del gasolinazo, que sólo, sin educación política, acudiendo al llamado de las redes, de los medios de comunicación, está cayendo en una trampa y nuevamente se le está utilizando.

Hace ya cuarenta y tres años que el pueblo pobre de México viene construyendo el arma, que le permita mejorar su situación, la situación de más de cien millones de mexicanos que viven en la pobreza y que estas decisiones de su Presidente, de su Secretario de Hacienda, de su Cámara de Senadores, de su Cámara de Diputados, de sus Partidos Políticos le afectan directamente y por ello debe pasar del desinterés a estas cuestiones “políticas”, a su interés por ellas, decidiéndose a organizarse como clase para enfrentar las decisiones de la clase que controla los organismos y los individuos que deciden por él, en una palabra que detenta el poder.

¡Aprendamos compañeros!, ¡aprendamos pueblo de México!, y organicémonos con el Movimiento Antorchista Nacional, con el Ing. Aquiles Córdova Morán, para reunir a diez Millones de Mexicanos y cambiar el Modelo Económico Exportador, el Modelo Económico de Mercado que deja nuestras vidas a la ley de la oferta y la demanda, por un Modelo que privilegie al ser humano, al pueblo trabajador, al mexicano trabajador, verdadero creador de la riqueza de nuestra patria, que le de empleo, salario mínimo de seis mil pesos, y dos o tres salarios, que cobre impuesto a la ganancia y no al consumo y que redistribuya el ingreso creando infraestructura y servicios agua, luz, salud, educación, drenaje, pavimento, para el pueblo pobre trabajador.

Cuarto Poder de Tamaulipas/