CARLOS BLACKALLER: SI MÉXICO SALE FUERTE EN ACUERDO AZUCARERO CON EU, FUERTE ESTARÁ EN LA NEGOCIACIÓN TLCAN

0
1701

 

ENTREVISTA COMPLETA: http://enfoquenoticias.com.mx/emisiones/m-xico-y-eu-acuerdan-extender-hasta-junio-negociaciones-sobre-az-car

Francisco Garduño, conductor: Ya tenemos a Carlos Blackaller, él es presidente de la Unión Nacional de Cañeros.

Alicia Salgado (AS), conductora: Hola, Carlos

Carlos Blackaller (CB), presidente de la Unión Nacional de Cañeros: Alicia, ¿cómo estás? Muy buenas tardes a ti y a todo tu auditorio de Enfoque Noticias Tercera Emisión. Un placer estar aquí con ustedes nuevamente.

AS: Yo creo que andamos muy preocupados por la afectación que tendría la agroindustria mexicana de la caña de la azúcar si se llegaran a dar por terminados los acuerdos de suspensión de las tarifas compensatorias que se impusieron a las exportaciones mexicanas de azúcar allá en el 2015.
Los acuerdos se firmaron en diciembre del 2014. Ayer platicábamos con el secretario de Economía y nos decía que les queda un mes, han llegado a un acuerdo de tal manera que han ampliado lo más posible el tiempo en el que se puede alcanzar probablemente un acuerdo. Sin embargo, la Sugar Alliance está necia en no permitir que se entregue azúcar salvo cruda, remolacha a las refinerías, no que se venda a la industria de confitería o a producto final.

CB: Mira, es todo un tema donde queda demostrado el avasallamiento que pretenden los actores norteamericanos en contra de un sector importante para la agricultura mexicana como es la caña de azúcar, la principal agroindustria del país; por volumen cosechado, la caña de azúcar es la principal cosecha de México.
Se generan a partir del cultivo e industrialización de la caña en México más de 500 mil empleos directos, los productores de caña recibimos en 227 municipios en 15 estados de la República, municipios donde viven un poco más del diez por ciento de la población mexicana.
Esto en sí nos habla de un sector altamente sensible en lo económico por supuesto y mucho en lo social y en todos los temas que tienen que ver con la seguridad y desarrollo de las personas.
Esta discusión con Estados Unidos, primero tenemos que recalcar que hay un Tratado de Libre Comercio de América del Norte que tiene un capítulo binacional México – Estados Unidos en materia de edulcorantes que establecía -y digo establecía porque parecía ser que no se ha cumplido salvo del 2008 al 2014, siendo que el Tratado entró en vigor desde el año 1994- en que los excedentes mexicanos de azúcar pudieran concurrir al mercado norteamericano e igual forma los edulcorantes, azúcar o fructuosa de Estados Unidos podrían venir al mercado mexicano.
Para la fructuosa ha estado campante, desarrollando mercado en México, hoy 25 por ciento del consumo de edulcorantes en México es fructuosa de maíz importada de Estados Unidos

AS: ¿Cuánto?

CB: El 25 por ciento del consumo de edulcorantes, alrededor de un millón 500 mil a un millón 600 mil toneladas de fructuosa son importadas o producidas con maíz importado en México; no dejan utilidad al país, no generan mano de obra, no generan cultura laboral, cultura agroindustrial como si lo hacen en el sector de la agroindustria mexicana de la caña de azúcar.

AS: ¿Cuánto es el excedente de caña de azúcar de la zafra, de esta zafra que está corriendo para mandarlo al mercado estadounidense?

CB: La capacidad instalada y bajo las condiciones climatológicas actuales, la zafra nacional arrojará alrededor de seis millones cien mil toneladas de azúcar. En México, la azúcar granulada, la azúcar de caña se consumen cuatro millones 400 mil, esto es un millón 600 mil toneladas de un excedente aparente; de ese millón 600 mil conforme a lo que hoy tenemos como acuerdo de suspensión, ahora si las «migajas» que Estados Unidos le ha dejado a México en el mercado azucarero, alrededor de las 900 mil toneladas irán al mercado norteamericano

AS: ¿Cuánto es lo que se irá?

CB: Alrededor 900 mil toneladas, un poco menos del millón de toneladas se irán al mercado norteamericano y habrá que concurrir entonces al mercado mundial y a otros mercados con el remanente; pero vamos a decirlo, pero están entrando con precios dumping de 35 a 45 por ciento de descuento, están entrando al país más de un millón 200 mil toneladas de fructuosa provenientes de Estados Unidos.

AS: ¿Y por qué si esto lo hemos sabido siempre, no se pone un remedio final al mercado del azúcar y no se trabaja de manera integral? ¿Por qué seguir sujetos a las decisiones de la Sugar Alliance o a la presión de un grupo tan poderoso?

CB: Y quizás no es la Sugar Alliance, peor aún, es solamente la industria refinadora de Estados Unidos.
Para el auditorio de Enfoque Noticias, Estados Unidos tiene tres industrias en el tema de azúcar; la de remolacha, que es una producción en las zonas templadas, en las zonas frías de Estados Unidos que obtienen azúcar de la remolacha que es un cultivo; la de caña de azúcar que cultiva Estados Unidos en la parte sur, Florida, el sureste de Estados Unidos, Florida, Louisiana y Texas; y como tercera industria, la refinadora, que su función es -exactamente como tú señalabas al inicio de la entrevista- procesar azúcar cruda, azúcar de baja polarización, convertirla en azúcar purificada o en azúcar refinada para que ya vaya al mercado de consumo.
Y esta industria refinadora es la que realmente ha estado cabildeando en contra de las exportaciones mexicanas de azúcar, pretendiendo que México se convierta en su traspatio proveedor, valga así decirlo.
O sea, las condiciones que hemos escuchado, que se han estado negociando en los últimos días en la capital de Estados Unidos, en Washington nos han comentado que han llegado a la pretensión de que 85 por ciento del volumen de azúcar que México les exporte a Estados Unidos sea azúcar crudo y que tenga un mecanismo de vigilancia, de logística que garantice que va a la refinería, limitando de manera agresiva cualquier posibilidad de que la industria mexicana de la caña de azúcar pueda -como es el espíritu de un Tratado de Libre Comercio, como el TLCAN- desarrollar mercado en el mercado norteamericano de edulcorantes.

AS: Como sí lo desarrolla el de la fructuosa aquí, porque lo entrega a las jugueras, lo entrega a todos lados.

CB: A los productos de embotelladoras, va directamente a los productos que se procesan para consumo y va directamente a las industrias que originariamente y tradicionalmente habían sido clientes de la industria azucarera.
Ahora, ¿por qué prefieren a la fructuosa? Porque la compran más barata. ¿Y por qué la compran más barata? Porque hay una práctica desleal de dumping de entre 35 y 45 por ciento que tenemos registrada del año 2008 a la fecha, conforme a la información que reporta de manera pública la Administración General de Aduanas de nuestro país, respecto de los precios que en Estados Unidos se reportan por diversos medios confiables de precios de la fructuosa en Estados Unidos.
O sea, valga decirlo de manera muy simple, la fructuosa en Estados Unidos vale 900 dólares y en la aduana de México está facturada a 450-460 dólares. Ante esto, pues es imposible que la industria mexicana de la caña de azúcar con tremendo descuento pueda competir; y luego, por otra parte, vamos a un mercado en el que a través de estos famosos acuerdos de suspensión se ha buscado el acceso mexicano de azúcar violentando totalmente el espíritu original del Tratado de Libre Comercio.
Entonces -efectivamente, como tú decías- Ildefonso Guajardo lo señaló en su boletín de prensa del día de ayer, el día 5 de junio es la fecha señalada como fecha final en la que tendría que haber acuerdos respecto de los acuerdos de suspensión o bien, se aplicarían -cosa que es también no deseable- cuotas compensatorias a las exportaciones mexicanas de azúcar haciendo -entonces- la exportación mexicana inviable.
Yo creo, Alicia, que esta situación es el preámbulo de la negociación de revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y México tiene que llegar a ese proceso de revisión fuerte, de pie, sólido, de una pieza; no puede llegar de rodillas a revisar el TLCAN y yo creo que esta negociación de azúcar y fructuosa también debe estar en la ecuación de esta agroindustria, es el punto de partida de cómo México llegará a la negociación del TLCAN. Si México sale fuerte de este acuerdo en materia edulcorante, fuerte estará en la negociación TLCAN.
Si México sale de rodillas de este acuerdo, yo creo que la negociación TLCAN va estar muy difícil para México.

AS: Pues sí, que no sea de rodillas, muchísimas gracias por estar con nosotros Carlos Blackaller, presidente de la Unión Nacional de Cañeros. ¿Cómo ves Paco?, es un mercado sin equilibrios por el momento.

CB: Muchas gracias.

AS: Muchas gracias.

 

Cuarto Poder de Tamaulipas/