Barbosa inquisidor   

0
217

Carlos Martínez Leal

Que el morenismo haya podido engendrar individuos, que en nombre de su mesías e invocando la sagrada tarea de «acabar con la corrupción», estén persiguiendo a sus críticos y a quienes se oponen a sus acciones violatorias del estado de derecho, nos muestra el grado de descomposición de quienes han navegado con la bandera de luchadores del pueblo, de «políticos de izquierda». Pero lo que están haciendo es usar el poder para sus fines aviesos.

Esto lo digo, pues quiero hoy reflexionar con el posible lector y con mis compañeros la actitud del gobernador del Estado de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta. Quien llegó al estado con la encomienda clara de acabar con el esfuerzo de organización del pueblo pobre, más exitoso del México contemporáneo: El Movimiento Antorchista Nacional. Exitoso porque es auténtico, exitoso porque es del pueblo, exitoso porque es honrado, honesto y verdadero, inmerso en lo más profundo de las entrañas del pueblo poblano  humilde y trabajador. Exitoso porque cada batalla emprendida ha sido real, necesaria, ha sido la lucha del pueblo, oprimido, vejado, perseguido y desoído.

          Pero ese pueblo a lo largo de 46 años ha construido una organización capaz de hacerse oír, capaz de hacerse visible. Ya no es una voz la que clama justicia. Son cientos, miles, millones de mexicanos antorchistas que claman justicia, respeto al Estado de Derecho, respeto a sus garantías como mexicanos: el derecho de organización, de petición y de manifestación, en suma ¡respeto a la Constitución Mexicana!

          El gobernador de Puebla Luis Miguel Barbosa Huerta consentido del presidente Obrador y de la cuarta transformación, convertido en el moderno Tomás de Torquemada, cual nuevo Inquisidor General, persigue al Movimiento Antorchista como si en ello le fuera la vida y la salvación a la obediencia ciega a su mentor. Veamos.

          Desde la negación del registro a la Asociación Civil Movimiento Antorchista Poblano (MAP), para convertirse en partido; la represión y cárcel a los solicitantes de despensas en Huejotzingo, Puebla el 19 de mayo: Florenciano Pantaleón Atilano, Alejandro López Quiroz y el niño Antonio G.; La orden de aprehensión contra la activista Rosario Sánchez Hernández por lograr que SEBIEN entregara sus despensas sin problemas; el ataque a los jóvenes artistas, al meterse la policía a la Casa de Cultura de la Colonia Balcones del Sur en la Ciudad de Puebla, la invasión por la Guardia Nacional a la plaza pública de la misma colonia y la persecución diaria a través de la liberación de órdenes de aprensión contra los líderes más auténticos del Estado de Puebla: el Ing. Juan Manuel Celis Aguirre y la Dra. Soraya Córdova Morán junto con otros dirigentes y contra el pueblo mayoritario del estado de Puebla que han manifestado sus críticas e inconformidad por el actuar del gobernador del estado.

          Mientras que estos grandes líderes y su organización, desde toda la geografía poblana reciben adhesiones y hay muestras de su actuar en el: Norte: Huitzilan de Serdán; en el sur: Tepexi de Rodríguez; en el este: Tecomatlán; en el oeste: Zacapoaxtla; pues han tenido y tienen el trabajo arduo, tesonero, desinteresado de Juan, de Soraya, de Rosario y de tantos y tantos activistas que han formado a lo largo ya de medio siglo, el Movimiento Antorchista dirigido por su gran líder el Ing. Aquiles Córdova Morán.

          Barbosa es el último gobernador en aprobación en el país, ¡habrase visto, más abyección, soberbia, arrogancia y servilismo! que el que vimos el día de su toma de posesión de la gubernatura, cuando en total desprecio de los asistentes les llamó “gansas y gansos”. SIC. Y cuya tarea ha sido, perseguir, reprimir y golpear al pueblo trabajador, como un nuevo inquisidor.

          ¿Por qué lo digo?, porque es claro que estamos ante una política que en nombre de “acabar con la corrupción”, que es “el nuevo evangelio” del presidente y que lo plantea como si fuera un iluminado ante la verdad revelada: persigue, reprime, golpea, encarcela, amenaza, tortura, y esto es lo que define a la inquisición: un sistema policiaco, represivo por esencia. Pero Barbosa no pasará, el pueblo poblano conoce a Antorcha, el pueblo poblano repudia a Barbosa.

          Los antorchistas tamaulipecos cerraremos filas en torno a nuestros destacados líderes poblanos: Ing. Aquiles Córdova Morán, Ing. Juan Manuel Celis Aguirre, Dra. Soraya Córdova Morán y en torno al antorchismo poblano. Continuaremos con la denuncia de este gobernador represor al cual exigimos desde el norte del país, detenga sus ansias de inquisidor y respete las garantías constitucionales de nuestros compañeros.

 

Cuarto Poder de Tamaulipas/