TAMAULIPAS, TERCER LUGAR NACIONAL EN FUTBOL DE LA XX ESPARTAQUEADA DEPORTIVA NACIONAL

0
322

• Los felicita Armando Archundia.

Tras perder el pase a la final contra los ahora sub-campeones nacionales de esta vigésima Espartaqueada Deportiva Nacional, el seleccionado estatal realizó el encuentro para definir el tercer lugar de esta que fue la fase final de la categoría libre de fútbol, ganando la medalla de bronce en esta XX Espartaqueada.

En la semifinal, el seleccionado veracruzano los derrotó por dos goles a cero, frustrando el sueño de los jóvenes cuerudos de conseguir la cumbre en esta gran competencia; en el encuentro para definir el tercero y cuarto lugar se enfrentaron a los de casa Puebla, equipo nada fácil y a los que apenas se pudo derrotar por la mínima diferencia, con gol de Alex Betancourt, con lo que fue suficiente para alzarse con la victoria.

Los jarochos enfrentaron a los potosinos perdiendo la final y consiguiendo así el segundo lugar nacional, por la vía de los penales, lo que nos habla del muy parejo nivel de ambos finalistas.

En cuanto a los tamaulipecos el cuadro que consiguió la hazaña del tercer lugar fue, en la portería Brayan Taméz, lateral derecho Juan Jaramillo y Adolfo Navarro por el izquierdo, Miguel Martínez y Michelle Lara los centrales, Alex Betancourt y Galileo Ruiz los medios por derecha e izquierda respectivamente, en la contención Alfonso Díaz y Víctor de León, los delanteros Ramón Terán y Sebastián Castro, quien por cierto es el goleador del equipo con tres tantos en su haber.

Tras conseguir el último triunfo los muchachos y sus entrenadores fueron felicitados por el famoso árbitro internacional y mundialista Armando Archundia, quien como sabemos ha sido reconocido como el mejor juez central de los mundiales y Antorchista de Corazón.

Es justo reconocer el trabajo del entrenador, Carlos Tovar “Cazú”, como le llaman los muchachos, el cual formó esta selección con jóvenes de las colonias pobres que se reúnen a practicar este deporte en las áreas deportivas de las mismas y en las que “el profesor” como también le conocen sus dirigidos, realiza una labor titánica haciendo que sus funciones vayan más allá de solo “ponerlos” a patear el balón: va por ellos en su propio carro cuando no pueden llegar a entrenar, lleva a sus casas a los que viven más lejos y no tienen para pagar el transporte público y que sobre todo pueden correr riesgos al caminar por esas calles oscuras y olvidadas por los gobiernos municipales.

Cabe mencionar que el profesor Tovar, venía recibiendo una compensación por parte de la presidencia municipal por realizar esta loable labor, sin embargo desde septiembre del pasado año la actual administración encabezada por Xicoténcatl González Uresti, se le retiró este apoyo bajo acusaciones de no estar haciendo su trabajo, pero este resultado contradice estas afirmaciones sin sentido y evidencian la mala fe y arbitrariedad con las que trabajan nuestras caprichosas autoridades municipales.

 

Cuarto Poder de Tamaulipas/