PRIMERO EL PUEBLO QUE CAPRICHO DE REGIDORES: JESÚS AVALOS PUENTE

0
194

• Alcalde de Ocampo antepone el bien común contra exigencias de remuneraciones que afectarían el compromiso que se tiene con los ocampenses

Amigos y amigas de Ocampo los saluda su amigo Chuy Puente, presidente municipal de este hermoso Vergel de Tamaulipas.

Hace diez meses, tomé el reto de encabezar este compromiso de todos, sabiendo que había mucho por hacer.

Al tomar este reto, también decidí que más allá de los anhelos personales, estaba el bien común de los ocampenses y el reclamo ciudadano de hacer más con menos, poniendo como prioridad sus necesidades y el anhelo de servir antes de servirnos.

El camino no fue fácil al iniciar, cada vez se requerían más cosas y para cumplir esos objetivos, privilegiamos el bien común, por encima del propio, sacrificando incluso ingresos y percibiendo mucho menos de lo que ordinariamente gana un alcalde.

Lamentablemente, hay quienes hasta hoy en día no han entendido que por encima del bienestar propio, está el de miles de personas que nos dieron su confianza para trabajar por ellos.

Entre los compañeros regidores, hay quienes han pretendido recibir como salario y prestaciones fuertes sumas económicas, que no corresponden a la realidad que vive nuestro municipio, en donde lo poco o mucho que ingrese, es para concretar acciones de beneficio común.

Por supuesto que no podemos destinar los 300 mil pesos que algunos nos solicitan a ningún tipo de prestación o compensación… no va contra la ley, pero si va en contra de nuestro compromiso, ese compromiso de todos que un día juramos ejercer con honorabilidad.

Al no responder a estas peticiones, Mi Gobierno ha atravesado por una serie de dificultades en las que estamos trabajando por superar, tengo la confianza hasta hoy, en que mis compañeros ediles entenderán que somos un equipo, trabajando por un municipio que nos necesita.

Los invitó a sumarse y trabajar para mejorar las condiciones de nuestra sociedad, que es la mejor manera de agradecer a quienes un día nos dieron la confianza y hoy esperan de nosotros, acciones dignas y que estén a su altura.

Los cargos públicos son prestados, la dignidad de haber servido con honestidad al pueblo que nos vio nacer, es para siempre.

Servir a los demás es una demostración de humildad, que debemos seguir conservando.
Por Ocampo, que es compromiso de todos.

 

Cuarto Poder de Tamaulipas/