PIDEN SACAR AZÚCAR DEL TLC

0
932

Monterrey.- En el marco de la renegociación del TLC, cuya quinta ronda concluyó, productores de azúcar y cañeros consideraron que sacar el capítulo de edulcorantes del Tratado les sería benéfico.

Entrevistados por separado, Alberto Santos Boesch, presidente de Ingenios Santos; Manuel Enríquez Poy, director de Grupo Motzorongo, y Carlos Blackaller, presidente de la Unión de Cañeros, aclararon que no desean que el TLC sea cancelado, por los grandes beneficios económicos que ha traído a México, pero que apartar a su sector de él sería lo mejor.

Señalaron que el último acuerdo alcanzado en junio con la Unión Americana estuvo mal negociado, pues sólo benefició a los estadounidenses.

Con éste, Estados Unidos le redujo a México de 53 a 30 por ciento sus envíos de azúcar refinada y le elevó de 47 a 70 por ciento el cupo para exportar azúcar estándar, pero con una polaridad menor para que los estadounidenses pudieran refinar esas exportaciones y así obtener mayores ganancias con el proceso.

En contraste, lamentaron, la Secretaría de Economía no detuvo la entrada de jarabe de maíz de alta fructosa estadounidense, que tiene a las compañías refresqueras como su principal usuario.

“No queremos que se cancele el TLC porque sería terrible, pero si se cancela todo el capítulo de edulcorantes sería súper beneficioso para nosotros, al no tener las condiciones tan desiguales que hoy vivimos para exportar azúcar a Estados Unidos, mientras ellos sí pueden enviar toda su fructosa y todo su maíz subsidiado (para producir fructosa) acá”, expuso Santos Boesch, dueño de 6 ingenios.

“La última vez negociaron pésimamente. Negoció (por parte de México) un refresquero, que desde hace 10 años es presidente de la Cámara Azucarera y que lo apoya un grupito y que está haciendo las cosas con doble cachucha”.

En septiembre del 2017, México se afianzó como el principal comprador de fructosa estadounidense al adquirir el 82 por ciento de todos los envíos de ese país al mundo, el mayor porcentaje desde que hay datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, a partir de 19950.

Blackaller destacó que la exclusión del capítulo de edulcorantes facilitaría un mayor crecimiento de la productividad y extensión de los campos cañeros en México y por consiguiente la creación de cientos de empleos más a los 500 mil que hay en la agroindustria de la caña de azúcar.

“Con el TLC ya conocemos el escenario: nos la pasamos batallando con la fructosa, Economía no hace nada contra ellos y la industria (la Cámara) azucarera también parece que no hace nada contra ellos.

“En cambio, sería interesante si no hubiera el TLC, pues la fructosa dejaría de entrar, el maíz barato de Estados Unidos que se usa para producir fructosa también dejaría de entrar y tendríamos capacidad plena para desarrollar los edulcorantes con sus diferentes calidades y presentaciones para abastecer al mercado nacional”.

Enríquez Poy añadió que la industria azucarera cuenta con la capacidad suficiente para abastecer la demanda de las refresqueras en México.

 

Cuarto Poder de Tamaulipas/