OPINIÓN PÚBLICA/ Pillos de siete suelas

0
1652

 

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Para aquellos políticos inquietos que quieren formar partidos estatales, ya pueden ir tanteándole el agua a los camotes. El IETAM les concedió de plazo hasta el último de enero para presentar sus papelitos.
La fecha se abre el diez –del mismo mes- y de ahí arranca todo el proceso en que deben demostrar que tienen la suficiente clientela para registrarse y participar en las elecciones locales del 2018.
Nos referimos por ejemplo a Mauricio Cerda Galán, Miguel Angel Guillén Lara y otros que han pensado formar partidos independientes desligados de los actuales. Quieren modificar el mundo por su cuenta.
Hay un grupo que se llama México Representativo Democrático que quiso participar en los comicios federales del 2014, según ellos cumpliendo con los requisitos de asambleas en diez distritos de mayoría. Perdieron. ¿Se van a animar en lo local?
De los más avanzados es Guillén, que quiere integrar lo que se llamaría Partido Socialista Tamaulipeco, parodiando al viejo cacique Emilio Portes Gil que allá por los veintes del siglo pasado llegó a Gobernador.
Ultimamente se supo que traía actividad junto con elementos como José Luis Coronado Alvarado, del antiguo ferrocarril (PFCRN), que quieren entrarle de lleno pero no está confirmado que se vayan a presentar.
La carta de intención debe contar con el nombre del futuro partido, los colores, emblemas, representantes legales y el registro de una asociación civil que se encargará de los trámites.
Los requisitos de Ley vienen siendo los mismos. El principal es contar con un respaldo del 0.26 por ciento del padrón electoral ya sea a través de asambleas municipales o distritales.
Donde podría haber reparos es en insignificancias como eso de exigir que los papeles se presenten en una resolución alta de 300 puntos por pulgada. Y si observan 299 ¿qué va a suceder?.
Otra: Que el formado del archivo debe ir en PNG y con un tamaño superior a mil pixeles, “con un peso no mayor a 5 megabytes”, lo cual parece una necedad de los genios del Instituto.
El artículo 24 de la reglamentación dice que las solicitudes se declararán improcedentes cuando “no se adjunten los documentos requeridos” ¿también lo de los pixeles?. No deben desalentar la intención ciudadana de organizarse.
Si los inquietos quieren realizar asambleas por distrito tienen que organizar 15. Si por municipios, en 29. Son las dos terceras partes, dice la Ley.
Hay algo que llama la atención y que vendría siendo un reconocimiento tácito del árbitro electoral, respecto a la corrupción que imperan en el medio político partidistas.
-Antes, durante o después del desarrollo de la asamblea no se permitirá la distribución de apoyos económicos, despensas, materiales de construcción o cualquier otro bien que pretenda inducir a los ciudadanos participantes…¿Saben algo o lo dicen al tanteo?. Fuera de eso ¿todo se permite?.
De todas maneras, con casi seguridad al ciento por ciento, en 2018 no jugarán partidos locales. Ya no hay mucho interés. Los gobiernos estatales no los han querido utilizar para descarrilar candidaturas incómodas ¿quién más los puede financiar?.
El que no tiene ni tantita pena es el ex alcalde de Tula, Juan Andrés Díaz Cruz, el mismo que saqueó las arcas en el último trienio (menso tres meses). Anda terminando obras, por su cuenta, para no ir a parar al botellón.
Según el dato, él y sus compadres trabajan aceleradamente en llevar a feliz término medio centenar de viviendas de un cuarto (4 x4) que provienen del programa Hábitat y varios bordos para abrevadero que ya se habían pagado de los programas federales.
Don Juan se fue grande con la lana y a última hora lo desamparó su amigo Sergio Guajardo Maldonado, delegado de SEDATU, a quien le apretaron las tuercas desde la ciudad de México; recuperar o pagar la lana.
Otro que se dice anda en plena obra –más de la que realizó cuando estuvo en la presidencia- es Baltasar Vargas Rangel, ex de Miquihuana, un pillo de siete suelas que ni siquiera entregó la administración a su sucesora María Guadalupe Rodríguez Vargas, este uno de octubre.
No tiene amenazas de ir a la cárcel pero lo hace como “precaución”, no sea que los demonios se vayan a atravesar en la General de Gobierno.
Es acusado hasta de robarse los muebles de la presidencia, computadoras, equipos y hasta los refrigeradores que había en el DIF, pero como es del PAN, en lugar de castigos ha sido premiado.
El dato que nos dan agrega que, como premio a su desempeño de bandido, los panistas le dieron una chamba en la secretaría de Finanzas en la Administración cabecista. Que está en el área de Ingresos de Arturo Soto Alemán.
A Miquihuana no puede regresar. La gente está indignada de cómo saqueó el presupuesto. Hasta metió a la nómina a su mamá Doña Blanca y a su padre Venancio además de toda la parentela.
En los pueblos chicos es donde más se cometen pillerías. Primero fueron los del PRI; ahora son los del PAN los que se convierten en los nuevos ricos de esas comunidades abandonadas de la mano de Dios aunque estén cerca de ciudad Victoria capital.
Por eso extraña que otro acusado de realizar obras “fantasmas”, Julio César López Walle, de Guémez, no esté en plena construcción para evitar cárcel. También saqueó presupuesto.
Debe ser que el profesor es de los más pensantes para ocultar y no dejar huella de sus ilícitos. Va a ser difícil que le prueben que dispuso del dinero público.
Así por ejemplo, desmontar sus ranchos y huertas con maquinaria oficial no deja recibos. Si las obras quedaron inconclusas, cuando menos las arrancaron.

Cuarto Poder de Tamaulipas/