OPINIÓN PÚBLICA/ Ni Trump tiene ese sueldo

0
763

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El dato es que Don Xico González Uresti, alcalde electo de la capital, prometió que se rebajará el sueldo en comparación con el que hoy tiene el presidente Oscar Almaraz Smer, y el de los principales colaboradores.
La verdad es que hace falta. Es mucho lo que ganan los presidentes, síndicos, regidores y funcionarios de primer nivel. El presupuesto no se puede ir en sueldos.
Ahora mismo el joven Almaraz se tiene asignados 109 mil 059 pesillos, ya con prestaciones (ni Trump tiene ese sueldo), en tanto que los síndicos andan en más de 66 mil, y los regidores en 56 mil, aparte de prestaciones como gasolina, despensa y “favorcillos” por ahí como entregas de dinero en efectivo para “justificarlos” con facturas.
La ciudadanía está harta de ver que sus impuestos se van a un barril sin fondo que es la nómina. Lo que menos les importa son las obras y cumplir con los servicios.
Los alcaldes todos de las principales ciudades andan arriba de lo que quiere ingresar el Presidente López Obrador, que son 108 mil varos cada 30 días.
Según el dato, la presidenta de Reynosa, Maki Ortiz Domínguez, se chuta también algo así como 140 mil; sus regidores cien mil (entre sueldo y dietas) y más o menos lo mismo los directores de área.
En Nuevo Laredo alrededor de 150 mil el presidente, que se divide en un sueldo de 45 mil, otros 50 mil de compe y 50 mil más por percepción extraordinaria. Por el mismo rumbo los miembros del cabildo.
Representa tanto dinero como para buscar no una sino varias reelecciones ¿o no Enrique Rivas?.
Algo menos se está dejando pagar Doña Malena Peraza, la jefa del municipio tampiqueño, 130 mil del águila, en tanto que los síndicos 110 mil y los regidores cien mil pesotes por no hacer nada.
Ya decíamos que los síndicos y regidores son inútiles. Se les debe pagar no con carácter permanente sino por las sesiones a las que asistan, una dieta. Así se hacía en años recientes. Si no se les pagara nada, pocos tendrían aspiraciones a ocupar los escaños.
Matamoros no se queda atrás, los ingresos de “Chuchín” de la Garza rondan los 150 mil del águila y más de cien mil los concejales.
Hace falta una reglamentación por parte del Congreso del Estado para que los señores presidentes, de por sí ya pequeños dictadores de su territorio, no ganen lo que les de su gana sino de acuerdo con el presupuesto anual y habitantes de cada localidad.
En el gobierno de Eugenio Hernández Flores se determinó que nadie podría ganar más que el Gobernador, y nadie gana, del ejecutivo. Son los consejeros del IETAM los que rompen la excepción.
Tenga usted la seguridad querido lector que, si se reducen los ingresos de los miembros del cabildo, a la siguiente “comalada” habrá pocos aspirantes y, el día que se les quieten los ingresos, nadie se estará apuntando.
Son cantidades que insultan al ciudadano promedio. Por eso la respuesta a la hora de ir a las urnas, el pueblo los reprueba como sucedió con Almaraz y “Chuchín”.
En Méndez el “ciudadano” se deja pagar 30 mil bilinbiques por mes; 13 mil le da a los síndicos y regidores, en tanto que los directores de área andan en once mil ¿es justo? Usted opine.
La primera palabra la tendrá que dar López Obrador. Veremos que pasa cuando reciba su primera quincena, si verdaderamente reduce su ingreso a los 108 mil, o promete que será a partir de enero del 2019 con el presupuesto de egresos.
Si resultan ciertas las promesas de López, el mismo camino tendrán que seguir los funcionarios estatales con una Ley que regule a los ayuntamientos. Urge establecer un tabulador para los 43 municipios.
Por cierto, AMLO sigue en campaña, no se ha enterado que ya es el Presidente Electo, que ganó, que ya no tiene que andar de agitador, que ya es el cantinero y tiene que cuidar el “changarro”.
El 20 de septiembre tendrá eventos en Mexicali; un día antes en Oaxaca y en la víspera en Guadalajara y Nayarit.
Por lo pronto ya dijo que encontrará (se está adelantando) un México en bancarrota que no le permitirá cumplir con sus promesas. Por eso le llovieron críticas de los sectores que sí están entrados de cómo andan las finanzas públicas.
Como que quiere vacunarse con tiempo para lo que no realizará. Los ojos están sobre él. Más le vale que se la lleve tranquila.
Ya lo esperaremos por Tamaulipas, si es que viene.
En otros asuntos, el Senado de la República convocó para sustituir a dos magistrados del Tribunal Electoral del Estado. Los interesados ya pueden hacer sus solicitudes. Tienen de plazo hasta el 24 del presente.
El requisito principal de reunir es el ser una persona honesta. No tanto significa el titulo de abogado con antigüedad de diez años y no haber sido condenado a más de un año de cárcel por algún delito.
Los nuevos magistrados deberán entrar en funciones el 19 de noviembre.
¿Quiénes terminan su periodo? Pues Emilia Vela González, que ya tiene largos años en el Tribunal, y René Osiris Sánchez, este que funge como pastor.
Doña Emilia fue nombrada por primera vez por decreto del 19 de marzo del 2009; luego ratificada en junio del 2012.
Seguirán en funciones Edy Izaguirre Treviño y María Concepción Reyes, que se sacaron la lotería por cinco añitos, y Marcia Laura Robles que tiene nombramiento por siete.
Hay que recordar que inicialmente fue nombrado Luis Alberto Saleh Perales pero por cuestiones partidistas (ligado PAN) fue destituido. Su lugar fue ocupado por Osiris el 27 de abril del 2017.
¿Que va a pasar? Aquí entre nos, en una modesta opinión, que aparecerán los morenistas. Ellos tienen el control del Senado como lo tenían los tricolores cuando “dedearon” a Marcia Laura.
No es cuento que los veremos desfilar por el Senado. Ya lo veremos en los espacios del TRIELTAM.

 

Cuarto Poder de Tamaulipas/