OPINIÓN PÚBLICA/ Lista de pilluelos

0
871

 

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La Auditoría Superior del Estado acaba de enviar al Congreso el informe de fiscalización correspondiente a ejercicios 2015 y 2016.
De acuerdo con Joaquín “La Quinita” Hernández Correa, presidente de la Comisión de Vigilancia de la 63 legislatura, hay 20 cuentas que merecen una revisión detallada.
La sospecha es que debe haber más pillos de los que reportó el “difuntito” auditor, Miguel Salman Alvarez, quien estuvo al servicio del sexenio que terminó.
No por nada se escucha por ahí que, desde la ASE, los alcaldes y sus colaboradores –aquellos que le metieron diente al presupuesto-, eran enviados a un despacho contable allá por la colonia Nacozari, donde les “maquillaban” sus informes.
Claro, los señores tenían que hacer un jugoso pago que quedaba entre los mismos funcionarios auditores y contadores.
Dice el documento que tienen juicios administrativos en su contra varios servidores y ex servidores. Esto al corte de mediados de diciembre del 2016.
Así por ejemplo, del municipio de Jaumave están en el banquillo de los acusados Ramón Eguía Navarro y Juan José Barrón Guzmán; de Hidalgo, Eduardo Reyes Rodríguez; Tula, Juan Andrés Díaz Cruz y Aseret Lucio Guevara.
Díaz Ordaz, Jorge Longoria Olivares; Casas, Santiago Avalos Medina; Méndez, Pedro Loera Almaraz.
En otra lista aparece Lázara Nelly González Aguilar, Olivia Nidia Huerta y José León Aldama, de Mainero; de Soto la Marina, Leonel Tavares Flores y Francisco Rodríguez Abundis; del municipio de Guerrero, Erasmo Martínez Alvarez y Rogelio González Garza.
De San Carlos, Manuel Vázquez de la Serna y Pedro Hernández García; Padilla, Francisco Reyes Díaz, Juan Ibarra Alemán y Martín Arratia Turrubiates.
Solo es una parte de la lista y, como vemos, aparecen varios ex alcaldes. Aunque no se publican específicamente las pillerías que cometieron, la sospecha es que, si los auditores le escarban, saltará mugre.
Don Miguel Salman ya fue echado de la AS. El encargado del despacho es José Luis Linares Reyes, quien ya trabajaba con aquel en el sexenio priísta.
Para la semana entrante se espera que llegue el titular definitivo. Se habla que viene de Reynosa y tiene experiencia en esos menesteres, aunque debemos recordar que, para ser titular ya no se necesita ser contador.
Supervisar la aplicación de los dineros de organismos descentralizados y ayuntamientos es una responsabilidad muy alta. Si los diputados quieren cumplir con la Ley, necesitan profundizar.
En el mismo documento se menciona de la supervisión de recursos federales en siete municipios. La recuperación económica podría ascender a 13.6 millones de pesos.
Entendemos que hablan de “posibles recuperaciones” porque todavía no tienen el dinero en la mano.
Luego entonces será necesario que La Quinita y el coordinador parlamentario, Carlos García González, le aprieten un poquito a los señalados para que vomiten la lana que se llevaron.
Deben ir al fondo. Recuérdese que a los políticos deshonestos se les acusa de eso, de pillos, mas no de tontejos.
Si le hacemos caso a los números, el ex edil de Guémez, Julio César López Walle tiene que vomitar ocho millones 60 del águila (de fondos federales), en tanto que el de Padilla, Francisco Reyes “Díaz, debe responder por dos millones 419 mil devaluados.
El de la pluma entiende que es una baba si se compara con la vida de ricos que ahora llevan. Con las alcaldías salieron de pobres para siempre.
Otro que tiene que vomitar dinero es el ex de Soto la Marina, Leonel Tavares Flores, ese profesor que, según los priistas, llegó al cargo por el Partido Verde Ecologista.
También hay lana que se habrían embolsado los ex alcaldes de Xicoténcatl (alcaldesa) por 336 mil pesillos; El Mante y Río Bravo.
Entre la voz popular se juega la apuesta de que habrá cárcel para algunos ex alcaldes y, entre los primeros, se encuentran Juan Andrés Díaz Cruz, de Tula, y Julio César López Walle, de Guémez.
Para tratar de proteger sus pillerías, Juanito anda culminando obras inconclusas cuyo presupuesto desaparecieron él y sus colaboradores. De Walle no se sabe mucho, solo que disfruta de sus ranchos y huertas que compró en el trienio.
Aparte de los municipios están las cuentas de las Comisiones de Agua Potable, que son organismos paramunicipales. Siempre han servido de cajas chicas de los presidentes.
Desde esta colaboración hacemos votos porque García González, Hernández Correa y Linares Reyes (si es que dura en la chambita) se comporten duros en la aplicación de la Ley. Así darían un escarmiento a los funcionarios deshonestos.
En otros asuntos, le dimos una “checada” a las propiedades que reporta el Gobierno del Estado y que suponemos la administración de los vientos del cambio actualizará para que no se “pierdan”.
Según el dato, el erario de Tamaulipas es dueño de mil 394 terrenos urbanos y rústicos en los 43 municipios.
La mayor parte se ubican en González con 336, de los cuales 220 son urbanos y 116 rústicos. En segundo lugar está Camargo con 207 y tercero Victoria 138. El cuarto es de Tula, 131.
Lo de la capital es de entenderse por ser la capital ¿pero Tula? Los nuevos funcionarios deben contarlos bien. Recuérdese que ahí, varios funcionarios del antepasado compraron propiedades y se disponen a hacer negocios.
Son cosillas que necesitan “checar”. El Gobernador Francisco Cabeza de Vaca ha dicho que propiedades del gobierno que fueron a parar a manos particulares y las va a recuperar.
El gobierno entregó este jueves reconocimientos y premios económicos a la burocracia estatal con motivo de “su día”. Esto fue en el Poliforum y encabezó el evento el Secretario General de Gobierno, César Verástegui Ostos.
Lo propio hizo el coordinador del Congreso, Carlos García González con personal que cumplió 20, 25, 35 y 40 años de servicios.

Cuarto Poder de Tamaulipas/