OPINIÓN PÚBLICA/ Las rabietas de Zorrilla

0
874

Por: Flipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas. – Adrián Oseguera Kernion va como candidato único de Morena y socios por la alcaldía de Madero, con muchas posibilidades de ganar si, como parece, el PAN vuelve a postular a José Andrés Zorrilla, un tipo narcisista que ahora cobra en esa nómina.
Pero Oseguera, aparte de la retahíla de demandas laborales, civiles y penales en contra de sus empresas, tiene un problema menor: El buen muchacho Pepito, en una actitud de rabietas, se niega a entregarle la carta de residencia.
El desencuentro ya tiene varios meses, desde octubre del año pasado cuando el empresario acudió a la secretaría del Ayuntamiento a que le extendieran una constancia de ser vecino.
Lo mandaron por un tubo con el argumento de que no vive en Madero, como sí sus hermanos Abel y Mauricio en la colonia Unidad Nacional.
De un vaso de agua se ha hecho una tormenta que bien podría costarle la candidatura. Por ello, ahora ha recurrido al Tribunal Electoral del Poder Judicial de Tamaulipas, manejado por el PAN, el partido de Zorrilla.
Entre el empresario y el municipio maderense hay una serie de dimes y diretes. Ambas partes aseguran que los favoreció un amparo de la justicia federal. Uno para que le entreguen la constancia y el otro para negarla.
Con fecha 19 de enero del presente, el secretario del municipio, Jonathan Israel Ruiz Álvarez, le volvió a rechazar el documento que reclamaba para registrarse como candidato interno por el partido de López Obrador.
El uno de febrero llegó al Tribunal el recurso de defensa de derechos ciudadanos que reclama Oseguera.
Sin embargo, de una cosa sí hay seguridad: Si Adrián no presenta su credencial de elector con residencia en Madero, no podrá ser el siguiente presidente municipal, aunque gane.
Y, por cierto, el tiempo se le acabó. El INE ya cerró el trámite de credenciales.
Aun cuando hay amparos de la justicia federal y de jueces civiles, los magistrados electorales deberán emitir una resolución en los siguientes días.
Es un pleito más que ya se trae el edil maderense. No se conforma con la bronca que significa la postulación de Jesús Olvera Méndez como candidato independiente. En un descuido el PAN y el que manda en Tamaulipas lo podrían abandonar a su suerte.
De allá mismo del sur, trae borlote grande Heriberto Santillán Martínez, aspirante independiente a la diputación por el VII distrito, porque el INE le negó el reconocimiento a firmas que levantó.
El asunto ya está en la Sala Monterrey del TRIFE y debe ventilarse rápido.
Santillán, por segunda ocasión aspirante libre, se siente agraviado por el Consejo Distrital que apenas le reconoció un 95 por ciento de las firmas que necesita para ser candidato.
Dice haber enviado al árbitro electoral ocho mil 503 apoyos con la respectiva fotografía. Sin embargo, le reconocen cinco mil 700. Un total de 459 son inválidas.
El hecho es que Don Heriberto se quedó a 182 apoyos de la ansiada candidatura y no está dispuesto a que el INE se burle de él.
Desde el jueves el Instituto acordó darle garrote mientras confirmó el visto bueno a otro por la libre, también por Madero, Pedro Gustavo Barragán Nuño.
Por igual palomeó a Juan Jesús Antonio Mansur Oudie para que vaya en busca del sufragio popular rumbo al Congreso de la Unión, en tanto que el victorense Francisco Arellano Conde, aunque está descartado, sigue peleando el punto.
Si abundamos en procesos de judicialización, mire que el PRI Tamaulipas tampoco se quedó contento con la ratificación de nombramiento de consejeros municipales que hizo el IETAM con fecha 24 de enero.
El joven asesor jurídico, Alejandro Torres Mansur recurrió a la justicia federal para protestar. Por ejemplo, en Altamira, no se da la igualdad de género: Siguen nueve mujeres y tres varoncitos.
Total que los tribunales, después de años de “gueva” comienzan a tener chamba.
Otra novedad en el medio político estatal, es que Don Peje López Obrador nombró como coordinador en Tamaulipas de su Morena y alianza al ex Gobernador de Zacatecas, Ricardo Monreal Avila.
Lo es por la segunda circunscripción que abarca además Guanajuato, Zacatecas, Aguascalientes, Querétaro, San Luis Potosí, Nuevo León, Coahuila y el propio Tamaulipas. El decir es que coordinará “la defensa del voto”. Ojalá no le tenga miedo a los balazos y se de una vueltecita por acá; seguro que no conoce esta tierra.
Sin salirnos del tema, y siguiendo con Morena, para aquellos que no lo saben, se recuerda que, rumbo al Senado, solo propondrá candidato a la primera fórmula, que deberá ser un varón. En la segunda una damita y la propuesta del PES.
Los derechistas y religiosos de Encuentro Social, que maneja el par de bribones Pineda Morín, creen que se sacaron la lotería con eso de postular candidatos a diputados en Reynosa, Río Bravo, Matamoros, Victoria y Tampico. Creen que el efecto Obrador los hará ganar.
En su turno el PANAL -partido de los maestros-, mire que tiene razón Rigoberto Guevara Vázquez, el mero mero de la sección 30 del SNTE, cuando manifiesta que no hay desbandada de militantes hacia la asociación de AMLO.
Nueva Alianza es una organización muy pequeña que no significa mucho. A finales de año reportó “muy apenitas” tener 26 mil 500 militantes en Tamaulipas.
En los comicios locales del 2016, cuando fue asociado con el PRI, se le reconocieron once mil votos por a la gubernatura; 27 mil 500 por diputaciones de mayoría y 55 mil de las plurinominales (el PRI le prestó para que alcanzara dos espacios en el Congreso del Estado).
La que anda trabajando con MORENA y San Peje es Erika Crespo Castillo, ex regidora y ex diputada por el PANAL. Ella es la representante de Elba Esther Gordillo y su gente que trabajan a favor del tabasqueño a través de lo que se llama Redes Sociales Progresistas, de lo cual luego ampliaremos.
Nos vamos.