OPINIÓN PÚBLICA/ Estos “parches” que vez

0
440

 

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Entre golpes y sombrerazos llegó a los primeros cien años de vigencia.
Cada mexicano tenemos una opinión personal de nuestra Carta Magna de 1917. Unos la consideran excelente, otros que es arcaica y debe ser reemplazada por una fresca que simplifique y encierre las aspiraciones del pueblo azteca.
Los expertos juristas sugieren que no hay necesidad de desecharla, que solo requiere orden y congruencia; que es funcional y, en todo caso, debe hacerse cumplir al pie de la letra.
A los políticos del circo y espectáculo les gustaría -lo han solicitado- un nuevo documento por el hecho de que vivimos cien años después. Quieren “la foto” para subirla al “feis”.
En lo que sí estamos de acuerdo todos los mexicanos, es que la Constitución (con representación de mujer) es la más violada de nuestras normas. Culpables son los políticos corruptos que se privilegian como una casta divina imposible de erradicar.
Este domingo cinco de febrero, la Carta Magna mexicana cumple sus primeros cien años. El gran festejo será en Querétaro, ahí donde fue discutida y aprobada. El mismo edifico y las mismas instalaciones.
Mas que nada para difundirse en los medios masivos, se darán cita políticos de todas las corrientes. Si usted llega y les pregunta cuántos artículos tiene la Constitución, lo más posible es que el 90 por ciento de ellos le contestará que no sabe.
Menos le van a decir cuántas reformas y adiciones lleva desde el cinco de febrero de aquel histórico 1917.
Es por eso que aquí le expresamos algunos datos sobre el particular.
El ordenamiento rector de la vida de los mexicanos contiene 136 artículos con 19 transitorios.
Hasta noviembre del año pasado se habían efectuado reformas y adiciones a 114 artículos. De los originales solo 22 permanecían intactos.
Sumadas todas las modificaciones dan 711 artículos. El 73, que se refiere a las facultades del poder legislativo, ha sufrido un total de 77 reformas y ocupa el primerísimo lugar en ese concepto.
De ahí le sigue el 89, con 18 veces, y el 74 con 17. Las iniciativas partieron tanto del ejecutivo como de integrantes del Congreso de la Unión que tienen facultades para ello (ahora también hay iniciativa popular).
Por periodo constitucional, la historia de la Constitución nos dice que el mayor número de enmiendas se ha dado con el Presidente Enrique Peña Nieto con 147, hasta el 15 de agosto del 2016. Aquí se incluye el paquete de la llamada “reforma estructural”.
Igual, al terminar su ciclo, Felipe Calderón Hinojosa aparecía como el campeón de “parches” de nuestra máxima norma. Se le adjudicaron 110 reformas. Más antes pasó lo mismo con Ernesto Zedillo Ponce de León con 77 “remiendos”.
Los periodos más austeros fueron los de Adolfo Ruiz Cortines y Emilio Portes Gil, con dos adiciones.
Del texto original de la CM queda el diez por ciento. Lo demás son adiciones y reformas.
Muy diferente, por ejemplo, lo que pasa con la Constitución de los Estados Unidos, el tormentoso vecinito del norte. Su Carta Magna contiene siete artículos con 27 agregados (enmiendas).
De todas maneras, los expertos no ven necesario convocar a constituyente azteca. Dicen que, a pesar del centenario da para más. Está actualizada y no se trata de estar cambiando de traje cada rato.
Entre los “contras” tenemos a Don Andrés Manuel López Obrador –según las encuestas futuro Presidente de México-, quien tiene prometido que, cuando llegue a Los Pinoles, lo primero que hará es derogar todo el “parcherío” y volver a la carta original de hace una centena.
La nuestra apenas tiene cien; la de los gringos anda en los 234.
En otros temas, desconcierta el PRI estatal con la expedición de nombramientos para ocho funcionarios del sector de Acción Electoral, cuando presuntamente el cambio de directiva está a la vuelta de la esquina.
Da la impresión que la chamba interina de Aida Zulema Flores Peña va para largo. Como 2017 no es electoral en Tamaulipas, podría quedarse a “cuidar” la oficina mientras llega el año de comicios (2018).
Cualquiera puede hacer la chambita de velador. Los jefes nacionales evitarían la confrontación de grupos que hoy se pelean la dirigencia. Fácil ¿no?.
Con sus nombramientos, habría que decirle a la Secretaría de Educación que vigile de cerca que cumplan como profes. Varios cobran en la nómina y ahora trabajarán para el PRI en el mismo horario ¿es correcto?.
Bueno, otros cobran por “servicios profesionales” en los ayuntamientos priístas pero laboran para el Revolucionario ¿está bien hecho? Que lo diga la Auditoría Superior.
Uno de esos cobrones en la SET es Rafael Arratia Banda, de Padilla, dinosaurio del antepasado y experto aviador en nóminas.
Si nos vamos ahí cerquita de Padila, en Guémez, el alcalde Carlos Adrián Cárdenas González acaba de visitar el atracadero de pescadores Cooperativa Auténticos de Escama, presa Vicente Guerrero, para hacer la primera de cuatro entregas de apoyos en embarcaciones de captura. Son lanchas con motor dotadas de dos GPS como sistema de orientación para evitar incidentes de navegación.
Antes de irnos, aunque no es santo de nuestra devoción, desde estas líneas vamos a felicitar al Presidente Enrique Peña Nieto por habernos perdonado el siguiente gasolinazo, el del cuatro de febrero. El del once, quien sabe…
Con esto evitarás, amigo mío, que se te incendie el país, que te acusen de traidor a los mexicanos, que los ciudadanos organicen marchas y plantones en tu contra. Eso evitarás angelito… Por lo pronto.

Cuarto Poder de Tamaulipas/