OPINIÓN PÚBLICA/ Caballada flaca para el 2018

0
995

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Se acerca el proceso electoral rumbo al 2018. Los partidos empiezan a definir sobre sus coaliciones ¿cuál será el escenario en Tamaulipas?.
Ya está dicho que López Obrador y su Morena solo harán mancuerna con el Partido del Trabajo y su propietario Alberto Anaya.
Sin confirmar a nivel país, es casi seguro que irán solos PAN y PRD. No se vislumbra una asociación dado el divisionismo que mantienen en sus corrales. Ambos quieren imponer candidato.
Por un lado está la reyerta azul entre Margarita Zavala, Ricardo Anaya Cortés y Rafael Moreno Valle. De los amarillos la quieren Silvano Aureoles, Graco Ramírez y Miguel Angel Mancera.
El Movimiento Ciudadano y su propietario único, Dante Delgado Rannauro, ya dijo que prefiere ir solo que mal acompañado. Con El Peje ni a las canicas. “No creo en liderazgos iluminados”, ha dicho.
Los del Verde Ecologistas son satélites oportunistas.
¿Qué se espera en Tamaulipas? Para tratar de engordar la caballada, tiene mano el PAN como partido en el gobierno. Puede propiciar, alentar y hasta financiar a otras organizaciones “chiquillas” para unirlas a su proyecto.
En lo local, la Ley dice que, cuando se van a dar coaliciones, la fecha límite para informarlo al Instituto Electoral vence el diez de enero del año de la elección. Hay tiempo.
En lo federal, que pueden anunciarlo hasta 20 días antes del registro de las candidaturas, que son entre el 15 y 22 de febrero.
Cuando faltan varios meses para que lleguen los plazos, el panorama es que el PAN hará coalición con Nueva Alianza, el Verde Ecologista y hasta podría con el PRD si es que del CEN cambian la directiva que ahora detentan Osvaldo Valdez Vargas y cómplices.
Convenencieros al fin, los del PANAL se coaligan con diferentes partidos según la región del país de que se trate. En Puebla pueden ir con el PAN, pero en Colima con el PRI. Es la misma tónica del Verde Ecologista.
Sin duda Morena y el PT harán mancuerna para las elecciones locales que vienen, aparte de lo federal. Están en la posibilidad de conseguir la primera alcaldía en Tamaulipas.
Lo que puede suceder en el PRI es que se asocie con el Partido Esfuerzo Social. Ya mandaron como avanzada al jefe estatal Rigoberto Rodríguez Rangel, un híbrido entre tricolor y verde.
Ahora que, si el siguiente presidente estatal priísta sabe repartir, jalará como socio –otra vez- a Gustavo Cárdenas Gutiérrez, del Movimiento Ciudadano.
Si bien ya dijo que va solo, al propietario único, Rannauro, no le cae mal una pizca de vez en cuando.
Hay varias formas de amafiarse, perdón, de asociarse: Coalición total, parcial y flexible.
En la primera van todos; en la segunda un 50 por ciento de las diputaciones federales, alcaldías o diputaciones locales, y en la tercera un 25 por ciento.
Aparte las candidaturas comunes que, la verdad, no tienen mucha trascendencia mas que para los partidos paleros. Lo máximo que pueden comprometer es un 33 por ciento de los puestos en juego.
Así pues amigo lector, hay tiempo. Hemos visto –el año pasado- que los matrimonios políticos por lo general llegan al cuarto para las doce a confesar su compromiso, cuando ya el árbitro está cerrando la puerta ¿esta vez será excepción?. No lo creemos.
Y se repite, el PAN lleva mano en decidir si acepta como socios a los verdes y panales. Tiene la varita mágica del presupuesto, dinero, concesiones, licencias, fíats notariales, contratos de obra, bienes o servicios.
En tema aparte, pero dentro de los partidos, pocos asistentes al evento de López Obrador el sábado en el Gimnasio Mutidisciplinario de la UAT se dieron cuenta que ahí estuvo su parentela tamaulipeca.
Son las familias Mojica Obrador con un amplio entrelazado político. Quienes han brincado entre PRD y Morena calculan que, sumados, son alrededor de 200 votos muy buenos.
Lo último que faltaría es que Don Manuel se empecine en postular como candidata –senadora o diputada- a Ursula Mojica Obrador, muy activa en la zona sur.
Por lo demás, con los próceres que se le sumaron, llegados del PAN, PRI, PRD, PT e independientes, tiene para llenar las listas de dos senadores, nueve diputados federales y hasta 43 candidaturas a alcaldías. Una caballada muy flaca pero que ya están ahí.
Para quienes tienen la tarea de llenar los formatos, no se les debe olvidar que, para Jiménez, el candidato naturalito es Reynaldo García Martínez.
Ya fue diputado local y líder de la CNOP, pero su sueño no cumplido es el ser presidente del pueblo que lo vio nacer, lo cual es muy legítimo. Rompería con la “mafia del poder” que por largos años ha mantenido en su puño a esa comunidad.
Y un aspirante más, este sí de mucho peso, se suma a la lista de quienes pretenden dirigir los destinos del PRI en Tamaulipas. Es nada menos que el experimentado Oscar Luebbert Gutiérrez. Frente a él, nada tendría que hacer “La Virutilla” Arreola Vidal.
En cuanto apareció la convocatoria, Luebbert anunció su proyecto.
Como es un político que conoce de aguacates, seguro que no se fue a buscar a los delegados a la asamblea estatal. Debe andar en el Distrito Federal consiguiendo los dos o tres votos que necesita para despachar en el boulevard Balboa.
Precandidato a Gobernador en la interna del 2004, tuvo el valor de denunciar que el Gobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba inclinaba los dados hacia su amigo Eugenio Hernández Flores, y se retiraba. A los pocos días se disciplinó y volvió a ocupar la presidencia del Reynosa.
Con el propósito de contar con un mejor material genético de maíz, la UAT realiza trabajo de investigación a través de la Facultad de Ingeniería y Ciencias (FIC), que además pretende ampliar las oportunidades a los productores al potenciar la utilidad de los cultivos.
El líder del Cuerpo Académico Consolidado “Manejo, Conservación y Mejoramiento de los Recursos Filogenéticos”, José Alberto López Santillán, dijo que el proyecto acaba de concluir su primer año y se está elaborando a través de redes académicas en conjunto con la Universidad Autónoma de Morelos.

 

Cuarto Poder de Tamaulipas/