NINGÚN MAESTRO DAMNIFICADO QUEDARÁ SIN APOYO: JUAN DÍAZ DE LA TORRE

0
184

Después de la emergencia, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) mantiene acciones urgentes en las zonas dañadas por los sismos del 7 y el 19 de septiembre, para atender a los afectados.

Este miércoles, el presidente de la organización, Juan Díaz de la Torre, participó en los trabajos que desde la semana pasada se realizan en Morelos y que incluyen entrega de víveres y materiales, remoción de escombros, atención médica, psicológica, técnica y legal, así como gestión de créditos personales y de vivienda.

El maestro Díaz de la Torre confirmó que con los sismos registrados en varios estados del país, hasta el momento mil 868 familias del magisterio reportan afectaciones en sus viviendas, tan sólo en Jojutla 60 maestros perdieron su casa. Además, edificios sindicales resultaron con daños, en algunos casos estructurales.

Durante una reunión de evaluación, en la que participaron integrantes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y secretarios generales de ocho Secciones sindicales de los estados donde fenómenos meteorológicos y sismológicos causaron daños, entre ellos Morelos, Díaz de la Torre garantizó que el SNTE utilizará sus recursos y experiencia para que los agremiados vuelvan a la vida cotidiana lo antes posible, tanto en el ámbito laboral, como familiar.

“El Sindicato no dejará a ninguno de los nuestros a la deriva o sin apoyos. Estamos en este momento precisando el diagnóstico que se empezamos a construir desde el miércoles de la semana pasada. Si nos ordenamos, sistematizamos y hacemos lo adecuado, lo vamos a resolver, no tengan ninguna duda. Los maestros somos la fuerza social más importante de todo el país y nuestros compañeros han respondido, aún en aquellos lugares en los que no sufrieron ninguna afectación”.

Explicó que el Colegiado Nacional de Administración y Finanzas “está haciendo ya los estudios necesarios para poder tomar una decisión que nos ofrezca, al Sindicato, en dónde podemos modificar, cancelar o posponer algunos de los programas estratégicos para que recursos directos vayan a esta gran acción”.

El dirigente nacional del magisterio también escuchó los requerimientos de los maestros afectados y fijó como plazo el viernes 29 de septiembre para terminar con esta segunda etapa, la de evaluación, y dar paso a las acciones de reconstrucción encabezadas por el SNTE, en coordinación con los gobiernos estatal y federal e instancias como el ISSSTE, entre otras, a fin de garantizar la recuperación de sus viviendas.

En Jojutla, una de las poblaciones más afectadas por los fenómenos sismológicos, la secretaria general de la Sección 19 del SNTE, Gabriela Bañón Estrada, informó que en Morelos hay 450 planteles escolares con daños severos y 19 más fueron declarados inservibles.

Detalló que aunque Jojutla es el municipio del estado con más daños, Tepalcingo tiene un mayor número de maestros afectados. Ante ello, explicó, los docentes que perdieron sus casas integraron el Comité Estatal Pro damnificados, para coordinar, junto con el CEN, las acciones económicas, técnicas, jurídicas y de seguridad social que permitan atender paso a paso los requerimientos de los trabajadores de la educación en esa entidad, hasta que vuelvan a la normalidad en sus centros laborales y sus hogares. Este Comité rindió hoy protesta ante el dirigente nacional del magisterio.

Asimismo, recordó que el Sindicato instaló un comedor en el albergue “Unidad Deportiva Niños Héroes”, para ofrecer comida caliente a la ciudadanía.

En este contexto, la profesora Bañón Estrada agradeció el apoyo del maestro Díaz de la Torre para coordinar la ayuda a la entidad, y dio a conocer que hasta el momento han recibido, en Morelos, 103 toneladas de víveres recolectados por los trabajadores de la educación del SNTE.
En tanto, el profesor José Luis Pérez Márquez, coordinador del Colegiado Nacional de Seguridad y Derechos Sociales, dio un reporte sobre las actividades que la Comisión Central de Unidad, Acción y Reconstrucción ha llevado a cabo para brindar ayuda a los trabajadores de la educación de Chiapas, Oaxaca, Baja California, Ciudad de México, Guerrero, Puebla, Tlaxcala, Edomex y Morelos, afectados por huracanes y sismos.

Entre las acciones realizadas están la conformación de 24 brigadas para la remoción de escombros, con un total de 258 integrantes del SNTE; 44 brigadas de acopio y distribución de víveres, con 441 trabajadores de la educación; apoyo psicológico, asesoría legal, así como otorgamiento de créditos personales, contingencia, especiales y ordinarios.

El profesor Pérez Márquez dijo que se han entregado más de 500 toneladas de víveres, 30 mil cobijas, 10 mil lámparas y herramientas de rescate, en las diferentes zonas de desastre del país.
En cuanto al censo de viviendas de los trabajadores de la educación, señaló que hasta el momento hay 966 viviendas con daños menores, 697 con daños severos y 205 son pérdida total; suman mil 868 viviendas afectadas.

También dio a conocer que se gestionará con institutos de seguridad social el otorgamiento de atención médica a los trabajadores afectados y ante el FOVISSSTE el seguro de vivienda y créditos para reparación o reconstrucción de la misma.

En esta visita de trabajo estuvo el maestro Raymundo Valdivia Hernández, representante del CEN en la Sección 19 de Morelos, así como los secretarios generales de las Secciones 14 de Guerrero, Javier San Martín Jaramillo; 15 de Hidalgo, Luis Enrique Morales Acosta; 17 del Estado de México, Eliud Terrazas Ceballos; 29 de Tabasco, María Elena Alcudia Gil; 31 de Tlaxcala, Demetrio Rivas Alvarado; 34 de Zacatecas, Soralla Bañuelos de la Torre, y 37 de Baja California Norte, María Luisa Gutiérrez Santoyo.

Todos ellos son representantes de los maestros que, además de contribuir al acopio y distribución de ayuda, han sufrido en sus estados los daños de huracanes y sismos en las últimas semanas y están apoyando en las labores de reconstrucción.

 

Cuarto Poder de Tamaulipas/