DOLOROSA CATARSIS PRIISTA EN MANTE

0
1104

 

• Sin nada que prometer la dirigente estatal del PRI Aida Zulema Peña torea alud, de señalamientos, errores, acusaciones y culpas de la derrota del pasado 5 de junio.

ALFREDO GARCIA BECERRA

EL MANTE.- Después de 166 días de la derrota priista, la dirigente interina del CDE del PRI Aida Zulema Flores Peña y su secretario general José Hernández Cuestas salieron del confort capitalino para dar su mensaje innovador y escuchar (lo que ellos ya sabían) las causas de la debacle del 5 de junio.

Cuerpeados por la dirigente ´priista local Guadalupe Acevedo y el delegado del CDE Héctor Aurelio Castillo Tovar, Aida y José arribaron a las instalaciones del comité directivo local justo cuando en Victoria el ex candidato a la alcaldía y ex dirigente priista local Rigoberto Rodríguez Rangel tomaba protesta como dirigente estatal del Partido Encuentro Social.

Con discurso de que, el PRI es más grande que sus adversidades, abrieron Lupita y Aida, a un priismo abandonado y dolido que tan pronto le dieron oportunidad se lanzó con todo, en contra de las practicas cupulares e imposiciones que les hundieron con el rechazo popular.
El diputado Alejandro Guevara Cobos acepto que en base a la transformación había que ser críticos y autocríticos y recordó que siendo el diputado federal más joven del país, estaba peleado con el gobernador tamaulipeco que para variar dijo, enfrentaba y encabezaba el narcotráfico.

La javierista ex dirigente local Alma Rita Morales aun sin recuperarse del golpe fuerte, del 5 de junio, que dijo, vino de adentro, pavoneo que México se debe al PRI, aludiendo al dominio absoluto y logros que tuvieron del país por más de 70 años y volteada la pirámide del poder priista, sentenció “nosotros debemos mandar a los gobernantes emanados del PRI no los gobernantes manipular al partido”.

Por su parte el contratista ex alcalde José Manrique Villarreal abrió con el recuerdo de la derrota reciente “del asombro, pasamos al encariñamiento” señalando la debacle “por malas decisiones del ejecutivo (Egidio Torre) y ayudantes, como dijo, ocurrió en Mante,
Manrique aplaudió la salida de Rafael González Benavides de la dirigencia del PRI estatal, (para irse a la nómina del Congreso del estado) criticándole su tardanza, por la pésima conducción del partido y pido acabar con “La Línea” que dan para la selección y que tanto, dijo, ha dañado al partido.

Julio Portales Martínez, agradeció esta válvula de presión abierta por el CDE y dio continuidad al tema de “la Línea” señalándole como un vicio creado que ya debe acabar, remarcó la falta de formación de cuadros jóvenes y al demandar la unidad de los grupos y aspirantes, dijo que es la única forma del resurgimiento del PRI.

La ex diputada federal y recién derrotada candidata por el distrito local Mante González, Rosalba de la Cruz, salió en defensa de la participación y apoyo a la mujer, calificó como un logro del PRI la estabilidad alcanzada después de la revolución de 1910, y destacó que su campaña fue con limitantes.

El ex presidente del CDM Reyes Guevara Servin señalo que los errores no han sido de los priistas sino de la cúpula, aplaudiendo la comisión anti corrupción pido ya no tolerar a gobernadores y alcaldes corruptos y poner fin al compadrazgo y amiguismo en la selección de dirigentes local y estatal.

El toque picante de este caldo de cultivo, lo dio el ex alcalde (por el PRI) José Luis Castellanos González, que reclamo el micrófono luego de la despedida de Aida, enterando que en el 2010 al ver obstruida su participación se fue al PAN, para posteriormente, ante la coyuntura hacer la talacha priista.

En seco Castellanos pidió a Aida y acompañante le definieran si era o no priista dado que a veces sí y a veces no le invitan, en esta ocasión afirmó que si fue requerido, señalo a los dirigentes interinos del PRI estatal, como enterados de todas las demandas y señalamientos que aquí les expusieron, por haber sido parte del Comité Estatal y les cuestionó lo que van a hacer con la información recopilada, dado que en 15 o 20 días se renueva la dirigencia estatal.

Ya entrado en gastos, Castellanos hizo un balance de imposiciones que siguieron a la de Enrique Meléndez como candidato a diputado federal convirtiendo el PRI de Mante como pista de aterrizaje de golondrinos y recomendados y para rematar reclamó la desatención que tuvieron en este evento para con el diputado federal Alejandro Guevara que dijo no le mencionaron, o no le dieron su lugar, máxime por ser el único representante del priismo local en el Congreso de la Unión, aludiendo quizás, dados cargados para la renovación de la dirigencia estatal.

Cuarto Poder de Tamaulipas/